Técnica

La ecografía mejora el diagnóstico y el control clínico en afecciones reumatológicas

  • Las imágenes en tiempo real permiten una correlación inmediata entre los datos clínicos y la imagen del paciente.

Diagnosticar y monitorizar en la consulta con precisión, rapidez y bajo coste, sin necesidad de esperar para obtener el resultado y sin dañar al paciente, es algo que hace años los reumatólogos no concebían en su día a día, ya que las exploraciones se limitaban al contacto con el paciente o a técnicas de imagen que implican radiación o no pueden aplicarse a todos los pacientes por su alto coste, como la radiología convencional o la resonancia magnética.

Sin embargo, hoy por hoy, la ecografía, una técnica que se basa en la transmisión de ultrasonidos, está completamente instaurada en la consulta de Reumatología, ya que genera imágenes en tiempo real permitiendo una correlación inmediata entre los datos clínicos y la imagen del paciente, completando así la evaluación clínica y aportando una información enormemente valiosa sobre las articulaciones, tendones, ligamentos y músculos respecto a sus procesos patológicos y lesiones. "La ecografía ha supuesto un gran avance en el arsenal diagnóstico y de tratamiento de los reumatólogos, ya que gracias a ella podemos diagnosticar y tratar en un breve periodo de tiempo, sin esperar los resultados de pruebas que pueden tardar más en realizarse. Asimismo, otro ámbito en el que resulta indispensable es el intervencionista, ya que permite guiar las punciones diagnósticas y terapéuticas, consiguiendo un alcance preciso y seguro de la lesión a tratar", ha explicado el Santos Castañeda, presidente de la Sociedad de Reumatología de la Comunidad de Madrid.

Algunas patologías, como las espondiloartritis, afectan sobre todo a hombres en edad laboral activa, y su diagnóstico tardío, provoca incapacidades laborales prolongadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios