Los alérgicos gastan más tiempo y dinero en su menú navideño

  • Los principales alimentos responsables de reacciones alérgicas son mariscos, frutos secos y determinadas frutas

El paciente alérgico a alimentos gasta más tiempo y dinero en la compra en Navidad. Un informe elaborado por la Asociación de Alérgicos a Alimentos y Látex revela que los productos aptos para el consumo de los pacientes alérgicos suelen ser más caros y escasos, en general, debido a que están destinados a un público minoritario, suelen tratarse de alimentos de mayor calidad y sometidos a un mayor control.

Este informe indica que existen pocos productos específicos para el alérgico y menos aquellos que se venden con el etiquetado libre de y ofrecen por lo tanto, una seguridad de consumo al afectado. Por ello se recomienda que el alérgico lea detenidamente todas las etiquetas de los productos habituales dietéticos, sin gluten o vegetarianos. Aunque en muchos de ellos no hay productos sin. Eso dificulta enormemente el acto de comprar, multiplicando el tiempo que se invierte en ello. Por tanto, una vez localizado el producto adecuado, es necesario invertir tiempo en desplazamientos para ir a comercios donde se sabe que se vende, como consecuencia, a menudo, el alérgico tiene que hacer la compra en varios comercios distintos. La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) indica que en estas fechas, los principales alimentos responsables de reacciones alérgicas son los mariscos, frutos secos y frutas, si bien, aunque menos frecuente, también se producen casos de alergia a frutas típicas en estas fechas como son las uvas. "Así, la alergia a alimentos una de las principales causas de asistencia en los servicios de urgencia en Navidad", explica el doctor Tomás Chivato, presidente de la Seaic. Este especialista advierte que es necesario prestar especial cuidado con los frutos secos y frutas, así como a la leche y al huevo, puesto que muchos dulces navideños, como los turrones o el mazapán, poseen estos ingredientes enmascarados entre sus componentes, por lo que antes de ingerirlos, se debe leer atentamente las etiquetas".

En muchos productos se pueden encontrar alérgenos que, de entrada, no pensaríamos, que pudieran contenerlo. Bajo denominaciones como, por ejemplo, lactosa, suero lácteo, caseína o caseinatos, encontramos leche en alimentos tan diversos como embutidos, pan de molde, cereales o galletas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios