nutrientes

La ingesta adecuada de vitamina D ayuda a prevenir la artritis reumatoide

  • Tiene propiedades inmunomoduladoras y su carencia se relaciona con la severidad de varias patologías autoinmunes comunes

Louisa Jeffery, autora del estudio. Louisa Jeffery, autora del estudio.

Louisa Jeffery, autora del estudio. / archivo

Se sabe desde hace tiempo que la vitamina D es una hormona con propiedades inmunomoduladoras, que mejora la respuesta inmune. Además, existe evidencia epidemiológica que sugiere que bajas concentraciones de vitamina D se relacionan con la severidad de varias enfermedades autoinmunes. ahora, un nuevo estudio ha venido a confirmar esta teoría demostrando que mantener niveles adecuados de vitamina D puede ayudar a prevenir la aparición de enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Birmingham (Reino Unido), publicado en la revista Journal of Autoinmunity.

Ahora bien, el trabajo ha puesto de manifiesto que, a pesar de que esta vitamina puede ser efectiva para prevenir la inflamación, no lo es tanto una vez se desarrolla la enfermedad inflamatoria, ya que se sabe que patologías como la artritis reumatoide se vuelven insensibles a ella.

Además, su impacto en estas enfermedades no puede predecirse usando células de individuos sanos o incluso de la sangre de pacientes con inflamación, ya que las células del tejido con enfermedad son muy diferentes.

Por tanto, los científicos han observado que si se utiliza la vitamina D en pacientes con artritis reumatoide, los médicos pueden necesitar prescribir dosis mucho más altas que las empleadas actualmente o proporcionar un tratamiento que corrija la insensibilidad a la vitamina D de las células inmunes dentro de la articulación. Además de sus acciones bien establecidas en el esqueleto, la vitamina D es un potente modulador del sistema inmune, ya que puede suprimir la inflamación en enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide. De hecho, los pacientes con artritis reumatoide suelen tener deficiencia de vitamina D y pueden recibir suplementos de la misma.

La disfunción del receptor de la vitamina D parece ser una de las vías moleculares asociadas con el incremento de las enfermedades autoinmunes.

Anteriormente, varios estudios clínicos, epidemiológicos y experimentales muestran el papel potencial de la vitamina D en el desarrollo y perpetuidad de diversas enfermedades autoinmunes, como son el lupus eritematoso sistémico, la diabetes mellitus tipo 1, la esclerosis múltiple y artritis reumatoide.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios