Pediatras creen que el color de los juguetes influye en la personalidad

  • El azul es relajante, el amarillo estimula la concentración y el rojo genera dinamismo

Los juguetes constituyen una fuente de estimulación durante el crecimiento del niño, favoreciendo el desarrollo de las funciones psíquicas, físicas y sociales del niño. De hecho, desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) afirman que el color de los juguetes puede influir en el temperamento y personalidad del niño. Según afirma doctor Jordi Mateu, coordinador del Comité de Seguridad y Prevención de Accidentes de la AEP, se ha observado que los juguetes rojos generan dinamismo e incitan al movimiento en los niños "y, por ello, se recomiendan para niños más bien tranquilos que necesitan actividad. En el lado contrario se situarían los de color azul que parece que favorecen la relajación y ayudan a dormir y se aconsejan a niños activos e irritables. Los juguetes amarillos mejoran la concentración".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios