Nueva filosofía de trabajo para la innovación sociosanitaria andaluza

  • El I2BC trabaja en la búsqueda de soluciones para mejorar la autonomía personal y la calidad de vida de las personas

La innovación aplicada a la solución de problemas cotidianos es una herramienta clave para muchas cuestiones de alcance socio sanitario. Desde el Instituto de Innovación para el Bienestar Ciudadano (I2BC) trabajan actualmente en el desarrollo de metodologías de elaboración propia y en las amplias posibilidades ofrecidas por las nuevas tecnologías. Se trata de una filosofía basada en lo que denominan Innovación Liderada por las Personas que pretende situar al ciudadano en el centro del proceso de desarrollo de cualquier idea que pretenda mejorar un espacio concreto. Según explica Ignacio del Arco, director de Desarrollo del I2BC, "nuestro objetivo es innovar en lo cotidiano y hacer cotidiana la innovación". En su opinión, "hablamos de personas y de situaciones diversas que les afectan, como el miedo, la ansiedad, la tristeza, o el dolor, una pérdida o una incapacidad". Para abordar las soluciones a problemas comunes su estrategia se basa en una cuestión importante: la necesidad de crear espacios sociales de innovación en los que la participación ciudadana sea realmente activa.

Un espacio puede ser una casa, un colegio, un hospital, una comunidad de vecinos o todo un pueblo. Ahí se realiza el planteamiento de los problemas y la búsqueda de soluciones de una forma integradora. Además, en la búsqueda de esas soluciones tratan de contar con modelos que soporten adecuadamente el desarrollo de negocios. Como ejemplos concretos de esta actividad, "estamos trabajando en cuestiones de educación, en situaciones de riesgo de exclusión social de determinadas personas, en una residencia de ancianos o, incluso, en un pueblo entero; en Abla, Almería", afirma Ignacio del Arco. Esta último proyecto cuenta con el apoyo de la Red Europea de Living Labs.

Un objetivo futuro para el Instituto es tener la facilidad de comparar los espacios sociales antes y después de abordar proyectos de innovación. "Nos basamos en el poder real de las personas y queremos aplicar este modelo a muchos espacios o profesiones siempre con la mira puesta en la búsqueda de un beneficio real para las personas, ya sea en la mejora de la autonomía personal o en un incremento de la calidad de vida", afirma del Arco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios