Pacientes · Sobrevivir al cáncer

Cáncer a flor de piel

  • Una 'Guía de cuidados dermatológicos del paciente oncológico' orienta a pacientes y médicos sobre el "reflejo" en la piel de los tumores y sus tratamientos.

"El médico tiende a prohibir, y tenemos que pasar al sí: puedes hacer esto, te puedes recuperar". Pedro Jaén, jefe de Dermatología del madrileño Hospital Ramón y Cajal, enmarca así la obra El cáncer y la piel. Guía de cuidados dermatológicos del paciente oncológico de la que es coautor. Y la periodista Concha García Campoy le da la razón desde su experiencia de paciente de leucemia con un autotrasplante de médula ósea: "Necesitamos creer que nos vamos a recuperar al 100%. Pero, incluso sin llegar a tanto, siempre podemos mejorar, siempre hay esperanza. Las personas enfermas necesitamos el sí permanente".

Jaén recuerda que los tumores y algunas de sus terapias afectan a la piel y tienen su reflejo dermatológico, lo que puede influir en la autoestima de los pacientes. "Hay que saber cómo abordar esos efectos adversos", ya que "cada uno tiene su tratamiento específico". La guía busca precisamente orientar a enfermos y doctores sobre ese tema, y, como apunta en su introducción, el médico y el dermatólogo deberán dedicar "el tiempo que sea necesario para transmitir la importancia del cuidado de la piel, con explicaciones claras y sencillas, haciendo partícipes del tratamiento a sus familiares/cuidadores y recalcando la importancia de la constancia en estos cuidados de la piel".

García Campoy es consciente de que surgen "muchísimas dudas cuando llega la enfermedad", y agradece el apoyo del voluntariado de hospital, simbolizado en su caso en una mujer que fue a la vez "compañera y fuente de información". Los tratamientos producen "alteraciones tremendas" en la piel, añade, y hay que "saber afrontarlo", porque "estás 'perdiendo' tu cara, tu cuerpo y casi dejas de saber quién eres en un momento determinado". Por eso, remarca, "cuando vas saliendo te da una seguridad tan grande que recuperes tu apariencia".

En ese contexto, subraya la periodista, la guía "supone un consuelo para los pacientes", ya que "demuestra las posibilidades a tu alcance", y esa herramienta de ayuda "da optimismo y ganas de vivir". Pablo Lázaro, dermatólogo del madrileño Hospital Gregorio Marañón y presidente de la Asociación Española contra el Cáncer Cutáneo (Aseccut), refuerza el argumento al apuntar que "si tienes un problema en la piel" por la enfermedad o por efecto de su terapia, "aquí tienes soluciones".

"Lo primero es luchar contra la estigmatización del cáncer", añade el también vicepresidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Y de ahí, señala la guía, la importancia de "atender al cuidado cutáneo desde el primer momento, tanto previo al inicio del tratamiento oncológico, como durante y tras finalizar dicho tratamiento". Ese consejo dermatológico no solo reducirá los efectos adversos, sino que mejorará la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Para eso han empezado a crearse, apunta Jaén, unidades especializadas como la de Maquillaje Terapéutico de su hospital, donde "se enseña a maquillarse y se da apoyo psicológico", o la de Micropigmentación, donde se realiza "tatuaje cosmético en mujeres mastectomizadas para recrear el pezón" y se tratan cicatrices que alteran la fisonomía. Son, remacha, iniciativas que se llevan a cabo "con ingenio y pocos recursos" y sobre las que "hace cinco años ni se nos habría ocurrido pensar".

Silvia Camacho presidenta de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de Madrid, precisa que ya "había guías, pero mucho menos precisas" que "El cáncer y la piel". Esta será repartida en una primera fase en 27 hospitales de la Comunidad de Madrid, pero ya está disponible en Internet en las áreas de publicaciones de las 'webs' de la propia AECC y del Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica (GEDET) perteneciente a la AEDV .

La guía, presentada en el marco del XX Congreso internacional CosmoDerm, está avalada por la AECC y por la AEDV, organización esta presidida por el jefe de Dermatología del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, José Carlos Moreno. También han colaborado los ya citados GEDET y Aseccut, así como la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios