Españoles de ida y vuelta

La historia de la familia Rodríguez es un ejemplo vivo del vínculo que unen a España e Iberoamérica. El abuelo marchó a Argentina en 1905 y se asentó allí; muchos de los nietos han emigrado a Málaga y han regresado a sus raíces.