Un proyecto regenerará once balsas de antiguas minas de la zona Norte

  • La iniciativa puesta en marcha por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta pretende evitar riesgos de contaminación e incluso hacer posible el aprovechamiento turístico de los lugares

Comentarios 0

La Consejería de Economía, Innovación y Ciencia en Córdoba tiene ya en marcha un proyecto de regeneración de balsas mineras, todas ellas localizadas en la zona Norte de la provincia, y que permitirá recuperar hasta 11 enclaves situados en antiguas explotaciones de extracción de minerales. La delegada de la Junta, Sol Calzado, ha señalado a El Día que se trata de una iniciativa de interés ambiental y que persigue "poner en valor" estas minas, de manera que incluso se pueda llegar a su aprovechamiento turístico. Calzado comentó que estas antiguas balsas estaban ligadas a la minería y que algunas de ellas presentan una antigüedad de más de un siglo, por lo que se hacía necesario intervenir.

La delegada apuntó que las actuaciones resolverán el impacto de esos depósitos de lodos y restos e impiden posibles contaminaciones, "puesto que algunas de las balsas están muy próximas a arroyos y como todavía acumulan restos se evitan transferencias y vertidos a los cauces". Sol Calzado comentó que es un proyecto "complejo y muy ambicioso" desde el punto de vista económico, si bien cuentan con un 70% de financiación de los fondos europeos Feder. De hecho, de las 11 minas localizadas, la Delegación de Economía, Innovación y Ciencia ha actuado o lo hará en breve en seis de ellas, con una inversión que supera los 10,25 millones de euros, si bien el presupuesto varía sustancialmente entre unas balsas y otras en función de las actuaciones a acometer y su estado.

Así, las intervenciones más ambiciosas son las previstas en las minas Morras de Cuzna, en Villanueva del Duque, donde se cuenta con casi 3,1 millones de euros para la regeneración de las balsas. En el municipio villaduqueño, la Junta cuenta con otros dos proyectos, uno en la Casa de la Hoya (853.000 euros) y otro en el Lavadero de la Virgen de Guía, que aún no está presupuestado. Alcaracejos alberga otra iniciativa cuantiosa, de tres millones de euros, en los parajes mineros Rosalejo I y II, mientras que en la Mina de los Almadenes se invertirán en torno a 1,4 millones. En este municipio se trabajará también en el futuro en la Mina Claudio. Sin dejar la comarca de Los Pedroches, otra de las propuestas es la del paraje de La Solana, en Belalcázar, que recibirá una inyección económica de 837.000 euros.

En el Valle del Guadiato, la Administración autonómica ha destinado más de un millón de euros al arroyo Mirabueno en Villaviciosa y prevé hacerlo en este mismo municipio en la Casa Grande de Vera, muy cerca de Cerro Muriano. Las otras dos zonas localizadas y estudiadas son Lavadero Antolín en Belmez y Minas de Gloria en Hornachuelos.

La delegada de la Junta expuso que casi todas las minas están en terrenos privados, por lo que la complejidad estriba en localizar al titular del suelo y la persona o entidad que tiene la concesión de la explotación. Una vez identificada la balsa, se procede a un estudio minucioso de su estado y su vinculación al entorno y se busca la solución más acorde. Sol Calzado dijo que "vemos siempre cómo remodelar el depósito, porque si está cerca de un arroyo habrá que sellarlo o ver si es tóxico; luego se acaba con una cubierta vegetal y se regenera con especies autóctonas", comentó. Para estos trabajos, la consejería se apoya en la Empresa de Gestión Medioambiental (Egmasa).

La delegada de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta especificó que este plan de recuperación de espacios mineros se está desarrollando en toda Andalucía, "si bien es Córdoba una de las provincias que cuenta con más proyectos debido a su tradición minera, sobre todo en la extracción de carbón". Añadió que "hay tiempo" para localizar más explotaciones en la provincia, puesto que los Feder para este tipo de iniciativas se mantendrán hasta el año 2013. Calzado indicó que la rehabilitación de minas y su aprovechamiento turístico es una actuación muy extendida en otros países del continente europeo, como es el caso de Bélgica. A su juicio, una de las ventajas de este programa es que "al titular de la mina no le cuesta nada la intervención y, además, el municipio en el que se asienta la mina puede contar con un recurso turístico más".

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios