diputación

Trabajo alerta de infracciones laborales graves por manipulación de amianto

  • La institución provincial adopta cuatro medidas a raíz del apercibimiento, como nuevos cursos de formación y análisis sanitarios específicos para los operarios que hayan estado en contacto

Palacio de la Merced, sede principal de la Diputación de Córdoba. Palacio de la Merced, sede principal de la Diputación de Córdoba.

Palacio de la Merced, sede principal de la Diputación de Córdoba. / el día

Comentarios 0

La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social ha apercibido a la Diputación de Córdoba por la comisión de "infracciones administrativas graves" en materia de prevención de riesgos laborales por manipulación de amianto, lo que ha llevado al actual cogobierno a introducir cuatro nuevas medidas. La actuación inspectora tiene su origen en una denuncia presentada por parte de la mutua en enero de 2014 a raíz de la baja de un trabajador por enfermedad laboral como consecuencia de la "inhalación de polvos de amianto" en distintos centros de la institución provincial, como los Colegios Provinciales, el centro de disminuidos psíquicos de Alcolea o el Centro de Fomento Agropecuario. Y al menos en estas tres localizaciones el trabajador "se ha encontrado expuesto al riesgo de contacto con amianto", una sustancia altamente cancerígena.

Tras un exhaustivo análisis, la conclusión de la Inspección de Trabajo es contundente: "Los trabajadores de la Diputación han realizado trabajos con exposición a amianto sin que, por parte de la empresa, se haya adoptado ninguna medida preventiva al respecto". La evaluación de riesgos aportada por la empresa es "del todo insuficiente" en tanto que, detectada la presencia de esta sustancia, "se limita a prohibir a los trabajadores su manipulación sin que haya aportado formación e información preventiva".

Es más, la Inspección advierte de que el vertido se ha realizado "de forma incontrolada", hasta el punto de que durante las visitas realizadas los funcionarios encontraron tuberías de fibrocemento o tejados de uralita depositados en los centros. Fue a partir de la detección de la dolencia del denunciante -asbestosis- a principios del año 2014, cuando la institución provincial requirió la asistencia a empresas especializadas para la retirada de materiales que contienen fibrocemento y que "hasta entonces realizaban sus trabajadores", según refleja en su informe la Inspección de Trabajo.

La conclusión del documento es que en el Palacio de la Merced "no se han adoptado medidas preventivas en la exposición de los trabajadores al amianto en los términos de la normativa en la materia, no está registrada la acreditación de la empresa, no se ha elaborado un plan de trabajo ni se han adoptado medidas en cuanto a la organización de trabajo, medidas de higiene personal, equipos de protección individual, la formación e información adecuada y la vigilancia de la salud".

La Inspección insta a la institución provincial a la adopción de medidas "inmediatas", entre ellas la retirada de los restos de escombros y materiales que contengan amianto y la "vigilancia de la salud" de los operarios que hayan estado expuestos a esta sustancia nociva. Fuentes de la institución provincial explicaron ayer que a raíz del requerimiento el departamento de Recursos Humanos ha puesto en marcha una serie de cuatro medidas, entre ellas la organización de nuevos cursos de formación en riesgos laborales para toda la plantilla sensible a este asunto. También se han adoptado medidas sanitarias, en el sentido de someter a los trabajadores que hayan podido estar en contacto a fibrocemento a análisis médicos específicos. Desde entonces, además, la institución provincial encarga a empresas especializadas la retirada de restos y exige en las contrataciones que las sociedades constructoras cuenten con acreditación en la manipulación de fibrocemento.

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios