Fomento expropia 12 hectáreas para proteger un yacimiento en la A-45

  • El Ministerio modifica el proyecto de un tramo de autovía y desvía unos 12 metros el enlace previsto a la altura de Benamejí · Los restos que se van a conservar pertenecen a un silo construido en el siglo XIV

El patrimonio manda y la Consejería de Cultura ha decidido que el yacimiento de Las Sileras, enclavado en el término municipal de Benamejí, merece la pena conservarlo. Por ello, el Ministerio de Fomento se ha visto obligado a modificar el proyecto de construcción de la Autovía de Málaga (A-45) en el tramo entre Encinas Reales y Benamejí y ha ordenado la expropiación forzosa de otras 12 hectáreas de terreno. En concreto, el departamento que dirige Magdalena Álvarez se ha visto obligado a diseñar un nuevo proyecto para modificar el futuro enlace de la autovía al casco urbano de Benamejí, pero no desviar el trazado de la carretera, como ya ocurrió en Montemayor con el hallazgo de un importante yacimiento arqueológico de época íbera.

El antiguo silo se ha localizado sobre uno de los taludes del ramal del enlace de entrada a Benamejí. En principio, el proyecto del Ministerio era estudiarlo y posteriormente demolerlo, pero los arqueólogos han estimado que los restos tienen el valor suficiente como para ser conservados. Ahora, Fomento construirá unos nuevos muros y alejará el talud previsto a unos 12 metros de distancia del lugar original. Las obras han estado suspendidas en este punto desde enero de este año. Ahora, con la expropiación de los terrenos y la aprobación de la modificación del proyecto se podrán reiniciar. Sin embargo, fuentes del departamento dirigido por Magdalena Álvarez descartan que esta suspensión provoque retrasos.

Los arqueólogos calculan que el silo que se va a conservar se pudo construir en el siglo XIV, ya que la estructura presenta unas formas constructivas de estilo gótico. Localizado en el cortijo de Las Sileras, su función original fue la de abastecer a las tropas cristianas durante el asedio al reino nazarí de Granada. Tras la caída de la ciudad, el silo siguió funcionando para almacenar víveres. En la época contemporánea, la excavación sirvió de refugio. De hecho, en Benamejí aún perviven testimonios orales que apuntan a esta Cueva del Silo como el lugar en el que se guarecían los bandoleros que operaban por la zona entre los siglos XVIII y XIX. También fue utilizado como refugio durante la Guerra Civil.

Por otra parte, el proyecto de modificado también incluye otro paquete de expropiaciones junto al nuevo puente que se está construyendo sobre el río Genil para uno de los sentidos de la Autovía de Málaga. El antiguo de la N-331 se conservará para el contrario. En el nuevo puente se expropiará un pequeño grupo de casas de campo muy próximas a la infraestructura, además de terrenos cercanos a los pilares de este viaducto de unos 100 metros de altura. Según fuentes de Fomento, el objetivo es "dar más seguridad al puente" y "evitar riesgos" por la proximidad de las viviendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios