Córdoba es la provincia en la que la 'lengua azul' ha matado más ovejas

  • La enfermedad ha provocado la muerte a 53.276 animales · La Consejería de Agricultura asegura que la epidemia comienza a remitir · No se han detectado más focos desde hace dos semanas

Comentarios 0

Córdoba es la provincia española en la que más ovejas han muerto por culpa de la epidemia de lengua azul -fiebre catarral ovina del serotipo 1- que ha azotado a las granjas de la zona Norte. Los datos que maneja la Consejería de Agricultura son demoledores. Desde que a finales de septiembre se detectó el primer foco de lengua azul en una finca de Posadas, los ganaderos de Córdoba han tenido que recoger los cadáveres de 53.276 animales. La segunda provincia de Andalucía más afectada ha sido Huelva, donde han muerto 30.191 ovejas. La tercera es Sevilla, con 29.046. Curiosamente, fue en esta última provincia, en su comarca de la Sierra Norte, donde se registraron los índices de morbilidad más altos de toda España relacionados con esta infección.

Según los mismos datos de la Consejería de Agricultura, la enfermedad ha causado un índice de mortalidad del 5,32 por ciento en las zonas restringidas y un 4,25 por ciento a nivel de toda Andalucía, con unos porcentajes que son los "más altos de morbilidad hasta ahora conocidos", según apuntó ayer el consejero, Isaías Pérez Saldaña.

El consejero informó de que actualmente ya no existen culicoides que transmitan la enfermedad, "ya que las trampas aparecen vacías", por lo que según Pérez Saldaña "ya no hay circulación viral ni transmisión de la enfermedad, y desde hace dos semanas no hay animales muertos o que se hayan tenido que sacrificar" por culpa de la lengua azul. De hecho, la página web del Ministerio de Agricultura ha dejado de publicar la aparición de nuevos focos no sólo en Andalucía, sino en el resto de España. Por esto, la Consejería asegura que la enfermedad está remitiendo.

Isaías Pérez Saldaña firmó ayer la orden para entregar una ayuda de 12 millones de euros, en concepto de seis euros por cabeza ovina, a los titulares de las explotaciones afectadas por la lengua azul. Esta orden, según declaró el consejero, desarrolla la del Ministerio de Agricultura del 3 de diciembre y se financia al 50 por ciento entre el Gobierno y la Junta de Andalucía. Además, se concederá automáticamente a todas las explotaciones de ovino que hayan presentado la solicitud de ayuda acoplada, aquella vinculada a la producción, en el ejercicio 2007. Los ganaderos que no hayan presentado su solicitud, podrán hacerlo en un plazo de 15 días a partir de su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

En este sentido se han previsto 12.895.800 euros en concepto de indemnización por muerte, por la que se pagarán 100 euros por cabeza y 18 euros por feto fallecido. De esta cantidad, 4.946.075 euros se han transferido a las provincias, y se han pagado ya 2.819.079, mientras que 870.934 euros se han materializado. Según los datos facilitados por Agricultura, en Córdoba será necesario el pago de 5,3 millones de euros sólo para indemnizar a los ganaderos por la muerte de ovejas adultas.

Además, la Consejería ha solicitado al Ministerio de Economía y Hacienda medidas fiscales y al de Agricultura ayudas de desacoplamiento total de las subvenciones al ovino-caprino. Según informó el consejero, se ha creado una "mesa del ovino" para la elaboración de un plan de reestructuración y recuperación de la capacidad del sector, lo que supone dos líneas de actuación para las ayudas, la reposición de ganado ovino en las explotaciones afectadas por la lengua azul en Andalucía y, por otro lado, la recuperación de la capacidad productiva mediante préstamos bonificados. En este sentido se ha firmado un convenio con la sociedad anónima estatal de caución agraria (Saeca) para facilitar los créditos y el acceso a los avales.

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios