Antequera trabaja para conservar otros restos

  • En las obras de la Autovía de Málaga se han hallado otros cinco yacimientos más

La construcción de la Autovía de Málaga (A-45) se ha topado hasta en cinco ocasiones con el pasado. La última vez fue en el término municipal de Antequera, donde en el verano de 2006 se interrumpieron los trabajos en un tramo algo inferior al medio kilómetro, donde se inició una prospección arqueológica para evaluar la importancia del yacimiento.

Los restos arqueológicos descubiertos presentan la curiosidad de ser un ejemplo representativo de la época anterior al siglo II, cuando se adquirió el hábito de inhumar los cuerpos en lugar de incinerarlos. Además, se han hallado fragmentos de tégula, la capa con la que se cubrían los restos de las cenizas procedentes de las incineraciones. También es posible que se encuentren restos óseos y dentales de los cuerpos enterrados que no se consumieran del todo durante la quema del cadáver.

Éste ha sido el último yacimiento hallado en las obras de la A-45. El primero fue una necrópolis romana localizada en el término municipal de Montilla en el año 2002. A este descubrimiento le siguió un palacio tardorromano con un patio porticado y forma basilical en Lucena. Este yacimiento mantuvo los trabajos parados durante más de dos años en el punto en el que se halló. Por el empeño del Ayuntamiento de Lucena, sus restos fueron trasladados a la ciudad. Ahora, se está a la espera de que sean reconstruidos y colocados en algún punto de este municipio de la comarca de la Subbética.

Posteriormente, fue localizado otro yacimiento romano en La Rambla. Correspondía a una antigua villa romana que se dedicaba a la fabricación de aceite. Después de ser estudiado fue derruido. Sin embargo, la excavación más importante se desarrolló en el término municipal de Montemayor, donde se halló un antiguo templo íbero de más de 2.300 años de antigüedad. De hecho, el Ministerio de Fomento se vio obligado a desviar la carretera para preservar el yacimiento. Ahora, está a punto de ser declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios