peñarroya-pueblonuevo

Así era la vida bajo la tierra

  • El Almacén Central acoge por primera vez visitas teatralizadas a la galería simulada de una mina

Un momento de la actividad, con los dos actores en escena. Un momento de la actividad, con los dos actores en escena.

Un momento de la actividad, con los dos actores en escena. / e. mauriz

El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos y Grados en Minas está llevando a cabo una serie de visitas guiadas y teatralizadas al interior de la galería simulada ubicada en el Almacén Central de Peñarroya-Pueblonuevo. Como novedad, y a fin de dotar las visitas de un mayor realismo, las rutas están teatralizadas por dos actores caracterizados como mineros que, paso a paso, detallan todo el trabajo desde que accedían a los vestuarios hasta que regresaban a sus hogares.

Se trata de un proyecto que continúa con la apuesta por el patrimonio minero que lleva el Colegio Oficial, que solicitó una subvención a la Diputación dentro del programa Somos pueblo, somos cultura, que ha permitido adaptar la galería para acoger estas visitas teatralizadas.

El guión ha sido redactado por Laila Ruiz, con el apoyo documental del ingeniero técnico Manuel Muñoz. Los mineros son José Parra y Francisco Navarro, quienes junto a un figurante que hace el papel de lampistero, que era el responsable de entregar las lámparas y los cascos, enseñan la instalación a los asistentes. Dentro de la visita hay un momento en el que se cuenta un accidente real que sucedió en 1915 en el pozo Cabeza de Vaca, en Belmez. La visita incluye incluso la recreación de la explosión, y se da a conocer cómo sobrevivieron los mineros. En el siniestro perdieron la vida 17 trabajadores.

La galería presenta este año una serie de novedades, ya que se ha terminado de encosterar la parte delantera de la galería y se ha hecho una rampita que cuenta con dos partes, una para el acceso del personal y otra para el carbón. Además, se ha cambiado la iluminación, ya que los focos de luz son originales de un pozo minero. También se ha mejorado el sonido, tratando de conseguir el más similar al que se oía dentro de una galería. Todo esto permite que los visitantes se imbuyan en el ambiente real de los mineros durante su jornada laboral en el interior de la tierra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios