zona sur

El temporal provoca unas pérdidas de un millón de euros en la agricultura

  • La Unión de Pequeños Agricultores demanda a la CHG que acometa "obras de emergencia" en los cauces

  • La Diputación y la Junta ofrecen su respaldo a los municipios afectados

Antonio Ruiz y Esther Ruiz, con el alcalde de Cabra, Fernando Priego. Antonio Ruiz y Esther Ruiz, con el alcalde de Cabra, Fernando Priego.

Antonio Ruiz y Esther Ruiz, con el alcalde de Cabra, Fernando Priego. / el día

Momento de hacer balances y cálculos tras las lluvias torrenciales del fin de semana en la provincia. La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) estimó ayer en un millón de euros las pérdidas en la Campiña Sur ocasionadas por los efectos del temporal de viento y lluvia tras el desbordamiento del arroyo Salado y el río Cabra, que provocaron daños en los cultivos. La organización agraria exigió a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), dependiente del Ministerio de Agricultura, que realice "obras de emergencia" para salvar los cultivos e "infraestructuras" actuando en los cauces afectados. Y apuntaron a la limpieza y el ensanchamiento de los cauces, y a la protección y estabilización de sus márgenes, como algunas de las necesidades básicas.

Los productores también demandaron la condonación del canon y tarifa de riego para las hectáreas que no se hayan podido regar durante esta campaña o se vean perjudicadas por los desbordamientos, así como ayudas directas para recuperar la capacidad productiva de las explotaciones agrícolas afectadas. "Un año más seguimos sin ver limpios y arreglados los cauces del arroyo Salado y del río Cabra", denunciaron, ya que las precipitaciones del pasado fin de semana ocasionaron su desbordamiento y la "inundación y destrozo" de las fincas y cultivos colindantes.

La alcaldesa de Monturque manifiesta su "indignación" por el "abandono" de los ríos

Los daños ocasionados en las Huertas Bajas de Cabra, Monturque y las bocas del Salado superan el millar de hectáreas de daños en cereales de invierno, espárragos, alcachofas y hortalizas, en general, además de problemas en infraestructuras viales e hidráulicas. La estimación que hizo UPA de la pérdida de capacidad productiva de los agricultores afectados, a falta de informes más detallados, supera el millón de euros.

Precisamente ayer, la delegada del Gobierno, Esther Ruiz, y el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, visitaron los municipios de Cabra y Monturque para valorar los daños. Los responsables se reunieron con el alcalde egabrense, Fernando Priego (PP), y la alcaldesa de Monturque, Teresa Romero (PSOE), y se desplazaron hasta las zonas más afectadas. Antonio Ruiz demandó "soluciones a corto y medio plazo" para evitar las inundaciones causadas por el desbordamiento de ríos y cauces. "Este agua que está cayendo en las últimas semanas, que es buenísima, evidencia una realidad, que no es tan buena, y es el estado de nuestros cauces y ríos -censuró-. Nuestras competencias llegan hasta donde llegan".

Respecto a la actuación de los bomberos del Consorcio, Ruiz informó de que se contabilizaron 35 intervenciones. Respecto a Monturque, Antonio Ruiz anunció que uno de los puntos a tratar en el Pleno de mañana próximo miércoles será la construcción de un puente sobre el río Cabra, que contará con un presupuesto de 655.000 euros. "Va a suponer que se prevengan este tipo de desgracias", señaló. Esther Ruiz, por su parte, resaltó el trabajo de todos los efectivos e informó de que se produjeron en Córdoba más de 100 incidencias, sobre todo en Cabra y Monturque.

La alcaldesa de este último municipio explicó que fueron más de 20 las viviendas y locales afectados. "Ya indigna la situación de abandono de los cauces y ríos a su paso por Monturque. El río Cabra no tiene ningún tipo de mantenimiento y no se puede esperar más a que el proyecto de encauzamiento, que lleva redactado más de diez años", dijo. En Cabra, Fernando Priego relató que las principales zonas afectadas por el desbordamiento del río fueron El Fondón, Huertas Alcantarillas, la carretera de la Fuente de las Piedras y, en menor medida, la zona de los arcos de la calle Baena. El regidor trasladó "un mensaje de tranquilidad, aunque queda mucho trabajo por hacer".

En Lucena, el alcalde, Juan Pérez (PSOE), y el teniente de alcalde de Obras y Servicios Operativos, José Cantizani, visitaron los alrededores de la estación depuradora, el núcleo de viviendas de Casa Tejada y el entorno de la Huerta del Carmen, espacios donde los efectos del temporal más daño han ocasionado. Cantizani anunció que el Consistorio va a proceder a catalogar como de "emergencia" la actuación a desarrollar en el entorno de la depuradora, donde la madrugada del domingo tuvo lugar el derrumbe del colector de un tramo paralelo del río Lucena y que ha supuesto la desconexión de la red de agua de saneamiento con la depuradora, de modo que el agua permanece sin depurar.

Además, el edil informó de que el Ayuntamiento ha puesto en conocimiento de la Junta la situación de la antigua carretera A-318 en este punto, donde el avance del cauce del río no sólo provocó la rotura del colector, sino que amenaza a la propia vía que conduce hasta la depuradora y las naves industriales.

En Casa Tejada, el temporal ha agravado los problemas de inseguridad ocasionados hace meses por el derrumbe de un talud en la ladera del río Lucena, hasta el punto de que el suministro de agua potable quedó cortado el domingo. Desde primera hora de la mañana, los operarios de Aguas de Lucena trabajan en la instalación de unas nuevas conducciones que de forma provisional devuelvan el suministro. Respecto al núcleo del Carmen, el temporal mostró sus peores consecuencias en el entorno de la iglesia del Carmen, donde unos 25 metros lineales de la muralla del antiguo convento se vinieron abajo el sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios