La subasta de frisona cierra con unas ventas de casi 22.000 euros

  • La asociación organizadora se plantea cambios para la próxima edición de la feria después de que las pujas fueran a la baja por las incertidumbres de los ganaderos

La subasta de vacas frisonas de la decimosexta Feria Agroganadera del Valle de Los Pedroches terminó ayer con volumen de negocio de casi 22.000 euros. En total, se vendieron una decena de ejemplares de cuatro ganaderías de la comarca: dos de Pozoblanco, una de Villanueva del Duque y otra de Dos Torres.

Los precios de las pujas oscilaron entre los 2.000 y los 2.550 euros, unas cifras que, según el gerente de la Asociación de Frisonas Andaluzas (AFA), Pachi González, "podían haber sido más altas si no fuera por el clima de incertidumbre y pesimismo que azota a los ganaderos". En este sentido, indicó que muchos ejemplares se han adjudicado "hasta 500 euros por debajo de su valor real". Para González, los productores "están muy influenciados por las noticias negativas, cuando la realidad es que la situación está bastante normalizada, sobre todo en el Valle de Los Pedroches, donde se están manteniendo los precios".

Los organizadores de la subasta creen que "no se está avanzando por la senda correcta", por lo que ya se están barajando cambios para la propia edición. "Tenemos que ir aprendiendo de nuestros propios errores", apunta el gerente de la Asociación de Frisonas Andaluzas". Entre estos cambios, plantean hacer una subasta a la baja, "donde cada ganadero saque a puja sus ejemplares al precio que estima que debe ser vendido y, a partir de ahí, iniciar la puja o, en su defecto, dejar la venta desierta, de forma que el valor del animal no se devaluaría ni supondría ninguna merma económica para el ganadero", apuntaron.

La otra posibilidad que se baraja es realizar una subasta por invitación, "de forma que acudan los ganaderos realmente interesados en adquirir ejemplares con una calidad genética y unas garantías sanitarias más que contrastadas y dispuestos a pujar por ellos".

Ayer también, la subasta virtual de porcino ibérico concluyó con el 70% de las cabezas adjudicadas y un remate final de 3.450 euros. En total, se vendieron 11 de los 17 lotes de ibérico selecto procedentes de las ganaderías de María Rafaela Rubio Moreno, Rozuelas del Valle, Hermanos García Hermoso y El Rincón de la Bazana. Los precios de adjudicación oscilaron entre los 300 y los 390 euros. En este sentido, la secretaria técnica de la Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico (Aeceriber), Elena Diéguez, calificó de "heroico" el comportamiento de los ganaderos presentes en la subasta "que han estado dispuestos a comprar animales cuando sus lechones se están vendiendo por debajo de su precio". De igual modo, matizó que "los precios no eran baratos", lo que ha motivado que no se haya llegado al cien por cien de la adjudicación de las reses sacadas a puja.

No obstante, Diéguez matizó que el volumen de negocio generado ha sido "totalmente satisfactorio", ya que ha alcanzado el nivel que se logra en otros ferias agroganaderas del país con mayor tradición en este tipo de subastas. "En otras ferias se suele adjudicar el total de la hembras y el 70% de los machos", recalcó. En esta ocasión, el único lote de hembras sacado a subasta quedó desierto "porque estamos en una etapa donde las esperanzas de producción son bajas".

Ayer fue el día de la presentación de Monterrubio de la Serena (Badajoz) como pueblo invitado a la feria -el otro es Hinojosa del Duque-. Su alcalde, Antonio Blázquez Rodríguez, destacó que en la economía de esa localidad "destaca sobre todo el sector olivarero, con un aceite de oliva con denominación de origen"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios