Los sindicatos convocan una huelga en el campo por el bloqueo del convenio

  • CCOO y UGT anuncian un paro indefinido en el agro cordobés a partir del 26 de enero si antes la patronal no ha atendido sus demandas · En las reuniones todavía no se han tocado los aumentos salariales

Comentarios 10

Los sindicatos amenazan con parar de forma indefinida el campo cordobés si la patronal agraria no atiende sus demandas y se sienta a negociar un convenio "moderno y digno". Los representantes de CCOO y UGT en la negociación del convenio del campo, Rafael Estévez y María Trujillo, respectivamente, anunciaron ayer la convocatoria de una "huelga indefinida" a partir del 26 de enero para los 70.000 jornaleros que trabajan en el sector agrario cordobés. El motivo: "el bloqueo sistemático por parte de la patronal" de la negociación del citado convenio. El día 12 de enero está convocada una nueva reunión de la mesa del campo. "Vamos a esperar la respuesta de la patronal" y si ésta no le satisface a los sindicatos, "la huelga irá para adelante".

El responsable del sector agroalimentario de CCOO en Córdoba, Rafael Estévez, acusó a la patronal que se sienta a negociar este convenio que rige las relaciones laborales en el campo (Asaja y COAG) de retrasar el acuerdo "de forma intencionada" para evitar el pago de los atrasos que supondría la aplicación de un IPC distinto al que se acordó hace dos años y el incremento salarial que se fije tras estas reuniones. Según Estévez, esta "estrategia" de alargar las negociaciones también motiva que el convenio del campo no se cierre hasta que hayan concluido las dos campañas agrícolas más importantes de la provincia: el olivar (que genera el 80% de los jornales en el agro cordobés) y los cítricos. En 2006 ocurrió lo mismo, ya que el convenio no se firmó hasta la primavera.

La responsable de UGT en estas negociaciones, María Trujillo, calculó en unos ocho millones de euros el dinero "que se ahorraría la patronal" si las negociaciones se alargan y finalmente no tienen que pagar los atrasos a los jornaleros cordobeses. "El objetivo de este bloqueo es desanimar a los trabajadores y a las fuerzas sindicales para que nunca seamos capaces de conseguir un convenio digno", expresó Rafael Estévez, quien insistió en que "además en Córdoba tenemos a la patronal agraria más reaccionaria y retrógrada". De hecho, Estévez fue duro con Asaja y criticó a su responsable provincial, Ignacio Fernández de Mesa, "por no haber aparecido todavía en las negociaciones y por haber mandado en su lugar a cinco técnicos "que no han pisado el campo nada más que para ir de perol".

De momento, y tras las últimas reuniones, las negociaciones están en punto muerto. La mesa del campo empezó a sentarse a mediados de noviembre y desde entonces todavía no se ha llegado a tratar lo que más interesa a los jornaleros: el incremento salarial. Las conversaciones están atascadas en el principio. Este año, los sindicatos han planteado un cambio radical en el modelo de convenio, que empieza con la actualización de las categorías profesionales (obsoletas y que ya han sido aceptadas por la patronal). CCOO y UGT también están intentando acordar mejoras sociales y que el convenio reconozca aspectos de la Ley de Igualdad que acaba de aprobar el Gobierno, un punto en el que se ha avanzado poco.

Aparte, Rafael Estévez explicó que el objetivo es que el próximo convenio rija por año agrícola (que empieza el 1 de octubre) y que su revisión se negocie de forma anual (hasta ahora se hacía cada dos años) para evitar el impago de atrasos y que el documento negociado se pueda aplicar a los más de 70.000 jornaleros durante las campañas agrícolas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios