rute

El sector del dulce navideño mejora sus perspectivas con un 7% más de ventas

  • Las fábricas se preparan parar recibir a miles de personas a partir del próximo fin de semana

  • Los productores amplían la variedad para llegar a nuevos perfiles de consumidor

Un grupo de trabajadoras preparan surtidos en La Flor de Rute. Un grupo de trabajadoras preparan surtidos en La Flor de Rute.

Un grupo de trabajadoras preparan surtidos en La Flor de Rute. / el día

El sector del mantecado, uno de los motores económicos de la localidad de Rute, encara la Navidad con optimismo. Según explicó a el Día el gerente de La Flor de Rute, Juan José Garrido, la previsión es que la producción, y por tanto la cifra de negocio, aumente un 7% respecto a la campañas del pasado año gracias fundamentalmente a que el gasto que las familias destinan a la cesta de la compra empieza a repuntar. A este despegue se llega después de atravesar "años bastante planos", por lo que en el sector se respira "una cierta alegría".

"Hay más optimismo en el consumidor, y eso al final repercute de manera positiva", explicó Garrido. Junto a Galleros Artesanos y Productos Garrido, La Flor de Rute conforma la tríada de las empresas ruteñas dedicadas a la producción y venta del dulce navideño, uno de los pilares de la economía local. En estos momentos de mayor actividad, Garrido detalla que la plantilla de su empresa alcanza el medio centenar de personas, volcadas en la fabricación de hasta 28 variedades de dulces diferentes que intentan contentar los gustos de todos los perfiles. En este sentido, en los últimos años la empresa ha apostado por las variedades sin gluten y sin azúcar, con los que intenta cubrir la demanda de nuevos mercados.

El Ayuntamiento confía en superar las 100.000 visitas del año pasado durante esta campaña

La otra gran empresa ruteña dedicada al mantecado es Productos Garrido, con distribución nacional y fabricación de marca blanca para grandes cadenas. El portavoz de la compañía, Jorge Garrido, lamenta que la campaña se ha retrasado 15 días respecto a otros años debido a lo elevado de las temperaturas. Esto ha hecho que aunque los polvorones y mantecados lleguen a los lineales de los supermercados a principios de noviembre, como es habitual, la compra se ha postergado dos semanas.

Pese a ello, las perspectivas son buenas, explica Garrido, que indica que en los últimos dos años ya se percibía un leve cambio de tendencia. En el caso de Productos Garrido, la compañía ha emprendido acciones comerciales inéditas y ha lanzado nuevos productos, como una línea de fruta confitada con chocolate puro, una receta mejorada para los polvorones de almendra y una apuesta por las unidades envueltas a mano en papel de seda para darle un aspecto más artesanal. La compañía, que se fundó en 1948, vive su pico de actividad entre finales de septiembre y mediados de octubre, cuando emplea a casi 90 personas; en estos días de noviembre, con unos 70 en plantilla. Su producción llega a distintos países de Europa e incluso de Suramérica.

El sector del dulce navideño completa su negocio con las visitas turísticas, que se hacen masivas a partir del puente de la Constitución. El presidente de la Diputación de Córdoba y también alcalde del municipio, Antonio Ruiz (PSOE), destacó hace unos días que la campaña abarca dos meses y se basa en los productos gastronómicos típicos de la Navidad, como los anisados, los mantecados y dulces, los jamones y chacinas o el chocolate. Se trata de "toda una serie de atractivos basados en la excelencia y en la calidad con los que, gracias también a la innovación de los empresarios y emprendedores, conseguimos que el año pasado nos visitasen más de 100.000 personas". Ruiz indicó que la expectativa de este año "es superar estas cifras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios