Los padres exigen la reforma del colegio San Sebastián tras años de retrasos

  • El centro escolar acoge a más de 430 alumnos de Educación Infantil y Primaria

Comentarios 1

A los padres del colegio San Sebastián de Palma del Río se les acaba la paciencia esperando unas obras que no llegan y de las que se lleva hablando años. El verano de 2007 fue el último plazo dado por las autoridades para el inicio de la reforma de un edificio de cuyo proyecto definitivo se sabe muy poco. El colectivo de padres y madres (Ampa) del colegio palmeño asegura no tener constancia de que haya planificada ninguna actuación para el centro, por lo que ayer decidieron instalar diversas pancartas exigiendo que se acometan las obras lo más pronto posible. "Estamos esperando desde hace dos años y simplemente queremos que se nos diga una fecha, ya que es una medida que nos urge", aseguró la presidenta del Ampa, María José Morales.

El colegio, que acoge a 430 alumnos de Infantil y Primaria, tiene más de 20 años y la última reforma por parte de la Junta se acometió en 1994. El director del mismo, Serafín Domínguez, aseguró que "aunque no es su competencia", el Ayuntamiento está colaborando como "intermediario para que se aceleraren los trámites".

Los padres de los afectados, que no descartan otro tipo de medidas, señalan que necesitan servicios como un comedor o un aula matinal para conciliar la vida familiar y laboral. Por ello, "la pancarta estará colgada en el colegio hasta que definitivamente se nos informe de que las obras están ya por lo menos previstas en un determinado plazo", dijo María José Morales.

Hace ya dos años que una comisión formada por la Delegación de Educación, el Ayuntamiento de Palma del Río, el Ampa y el equipo directivo del colegio decidió las necesidades del centro. Así, en octubre de 2006 la Consejería anunciaba que durante el verano de 2007 comenzarían las obras y se prometía el inicio del aula matinal en el pasado septiembre. Sin embargo, el proyecto quedó paralizado y no hubo avances en ningún campo hasta el pasado mes de marzo.

El plan previsto prevé tanto demolición de construcciones antiguas como levantamiento de nuevos edificios (aula matinal y comedor), además de una nueva biblioteca y sala de profesores. Las últimas actuaciones de urgencia las ha realizado el Consistorio solventando deficiencias en servicios, puertas o ventanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios