La reforestación en el entorno de La Breña II supera ya las 300.000 plantas

  • Las medidas compensatorias afectan a la fauna, la vegetación y las infraestructuras e incluyen un centro de interpretación · El subdelegado del Gobierno asegura que las obras del embalse están al 85%

Las medidas compensatorias para paliar el impacto de la que se considera la última gran obra hidráulica del Guadalquivir -el embalse de La Breña II- han supuesto ya la reforestación con unas 300.000 plantas del entorno de la infraestructura. Las diferentes actuaciones medioambientales que se están desarrollando en la zona en la que se ubica la presa, en el término municipal de Almodóvar del Río, "permitirán la plantación de nuevas especies" y supondrán asimismo la reubicación "de los ejemplares que se hayan podido recuperar, como las encinas, y que morirían si se inundaran".

Así lo señaló ayer el director técnico de las obras de La Breña II, Antonio Sandoval, quien explicó que "las mejoras que se están haciendo están orientadas a la fauna, la flora y a las infraestructuras, así como a la creación de un centro de interpretación ". Insistió en que no se trata sólo de un plan de deforestación, "sino que es una actuación necesaria para salvar un entorno especialmente sensible", insistió el responsable de la construcción del pantano.

En este sentido, el levantamiento de este embalse, que tendrá más de 820 hectómetros cúbicos de capacidad y 120 metros de altura, afectará a un área que oscila entorno al 1% de la superficie total del Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos, por lo cual se ha redactado "este proyecto de compensación que supone la creación de una superficie de 2.179 hectáreas de superficie, divididas en 15 parcelas" donde llevar a cabo una serie de actuaciones de mejora del medio, indicó Sandoval.

El plan de gestión integral de las medidas compensatorias de La Breña II supone un programa de seguimiento a lo largo de 20 años y una serie de estudios científicos de estas medidas, "que se harán a partir de 2009", informó el responsable de los trabajos, quien apuntó que "ya hay hasta 17 convenios firmados con equipos de investigación de prestigio".

El plazo marcado para la finalización del alzamiento de La Breña II es el último trimestre de 2008. Por ello, el subdelegado de Gobierno, Jesús María Ruiz, anunció ayer durante una visita a las obras del embalse que "la intervención se encuentra al 85% de su ejecución", por lo que "la obra está en plazo y se espera que el pantano se encuentre operativo y en funcionamiento para el otoño de 2009".

Respecto al desarrollo del proyecto, el subdelegado destacó que "va a buen ritmo" y aseguró que "esta presa se va a convertir en el gran humedal de la zona de la Vega del Guadalquivir y va a suponer uno de los elementos fundamentales de regulación de la cuenca del Guadalquivir". La Breña II, que cuenta con un presupuesto de actuación de 320 millones de euros, es el segundo embalse más importante de Andalucía, sólo superado por el de Iznájar con 980 hectómetros cúbicos. Antonio Sandoval destacó que "se convertirá en la presa de mayor volumen y altura de esta tipología de todo el continente europeo, "con 1,4 millones de metros cúbicos de hormigón compactado y 119 metros de altura".

El director de la obra explicó que "para traer las aguas del Guadalquivir, se ha hecho un desvío del fondo del río en horizontal", lo que precisa además de la construcción de una estación de bombeo para elevar en invierno las aguas circulantes del Guadalquivir y liberarlas en la época estival cuando la demanda del regadío así lo requiera. Esta estructura, que porteará el agua desde el Guadalquivir hasta el embalse, ya ha sido adjudicada y, según indicó Sandoval, "tiene un plazo de tres años", por lo que "la estación comenzará a bombear en 2011", después de que entre en funcionamiento La Breña II. Una parte importante del coste de este nuevo embalse está financiada por la Unión Europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios