Los promotores de la escuela de pilotos buscan financiación para su proyecto

  • El alcalde firma el contrato de compra de las 179 hectáreas que poseía el Ministerio de Defensa en el municipio desde 1934, cuando comenzó a construir un aeródromo militar que usó en la Guerra Civil

La firma Airespa Gestión y Desarrollo está buscando financiación para ejecutar un proyecto que revolucionará la economía de Hinojosa del Duque y en el que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento, que ayer cumplió parte de su compromiso con la empresa. El alcalde de la localidad vallesana, Matías González (PSOE), firmó ayer el contrato de compra de las 179 hectáreas que el Ministerio de Defensa poseía de lo que fue un antiguo aeródromo militar. Este suelo -y otras 270 hectáreas más de los alrededores- es necesario para que Airespa Gestión y Desarrollo construya un complejo aeronáutico que, en principio, servirá para la formación media y superior de pilotos, tal y como adelantó el Día en noviembre de 2005.

Matías González precisó que las negociaciones siguen adelante y que Airespa está buscando el dinero necesario para llevar adelante un proyecto que también incluye un centro de mantenimiento de vehículos aéreos y dos pistas de aterrizaje más grandes incluso que las de las instalaciones aereoportuarias de Córdoba capital. La longitud de estas dos pistas oscilará entre los 2.500 y los 3.000 metros. Aparte, el alcalde hinojoseño avanzó que el proyecto -que atraería a futuros pilotos de toda Europa- también estaría acompañado de un hotel, viviendas y hasta un campo de golf. González justificó la iniciativa de Airespa en que Hinojosa del Duque "cuenta con uno de los cielos más limpios de España". En total, el Ayuntamiento cedería unas 450 hectáreas de terrenos a Airespa "por un periodo de 70 años", explicó el alcalde de Los Pedroches.

Pero mientras continúan las negociaciones y el complejo aeronáutico va tomando visos de viabilidad, el Consistorio planea devolver el uso agrícola y ganadero a unos terrenos que fueron expropiados en 1934 por la II República y en los que se construyó un aeródromo del que, durante la Guerra Civil, despegaron decenas de bombarderos republicanos. Aparte, también interesan al munícipe hinojoseño proyectos que tengan que ver con el turismo o el medio ambiente. Para ello, el Ayuntamiento se ha gastado 1.876.000 euros en la compra de estas "300 fanegas" de suelo catalogado como rústico. "Ahora, también tendremos que recalificar los terrenos", apuntó González. La operación financiera se ha llevado a cabo a través de un crédito con CajaSur. Por otra parte, el alcalde mostró ayer su satisfacción con un contrato que al principio de la negociación el Ministerio de Defensa valoró en más de 2,2 millones de euros.

El acto de la compra-venta del suelo se desarrolló en la sede de la Subdelegación del Gobierno en Córdoba. El director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, Adolfo Hernández, destacó el esfuerzo de su departamento sobre todo después de escuchar la "singularidad" del proyecto aeronáutico que les presentó el Ayuntamiento de Hinojosa del Duque. Además, Hernández explicó que gracias a este tipo de desafecciones de suelo el Ministerio contribuye "a la modernización y adquisición de equipamiento para las Fuerzas Armadas" españolas. Aparte, el director general destacó que "en poco tiempo hemos resuelto todos los problemas" administrativos que esta segregación de suelo haya podido provocar.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz, insistió en que con la "liberación de cerca de dos millones de metros cuadrados se generan unas oportunidades de desarrollo para el área Norte de Córdoba, que va a tener una mejora importante" gracias a la construcción de nuevas infraestructuras de comunicación y con la aprobación de la nueva Ley de Desarrollo Rural. El subdelegado destacó las posibilidades que para el Ayuntamiento tiene el terreno que ayer adquirió. "Está muy bien situado, a apenas 2,5 kilómetros del casco urbano, y en muy buenas condiciones". Actualmente, se conserva una pista de tierra y un espacio limpio de árboles o edificaciones alrededor, concebido como la zona de emergencia del aeródromo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios