Los productores de cítricos de la Vega se integrarán en una única asociación

  • l Palmanaranja, Palmaecológica y la marca Valle del Guadalquivir formarán una nueva estructura jurídica, cuya puesta en funcionamiento será impulsada por el Ayuntamiento

El alcalde de Palma del Río, José Antonio Ruiz Almenara, anunció ayer junto con la secretaria general de Agricultura y Alimentación de la Junta, Judit Anda, y el delegado de Agricultura, Francisco Zurera, la unión de Palmanaranja y las asociaciones Palmaecológica y Marca de Garantía Valle del Guadalquivir en una única entidad para que el sector de la naranja rentabilice esfuerzos y sea más competitivo en los mercados.

Almenara explicó que la idea de unir las tres asociaciones partió del propio sector citrícola y que, como el Ayuntamiento de Palma del Río colabora con estas entidades, será éste el que se encargue de encontrar la forma jurídica adecuada para empezar a funcionar.

En ese sentido, el vocal de Palmanaranja Álvaro Zamora indicó que las tres asociaciones comparten los mismos miembros y objetivos, entre los que se encuentran promocionar la naranja del Valle del Guadalquivir, posicionarla en los mercados nacionales e internacionales y unificar la oferta, con lo que se rentabilizarían esfuerzos si, finalmente, se unieran Palmanaranja, Palmaecológica y Marca de Garantía Valle del Guadalquivir.

El delegado de Agricultura destacó durante el encuentro con los agentes comarcales del sector citrícola en Palma del Río el esfuerzo "realmente extraordinario" que ha realizado Palmanaranja en los últimos años y animó a "no dilapidar" ese trabajo. Zurera también alertó de la falta de unión de los productores e informó de que más del 40% de los agricultores "van cada uno por su lado" en la comarca del Valle del Guadalquivir, lo que hace que sea "francamente difícil" ser fuertes en los mercados y que se favorezca el intrusismo y las prácticas desleales en el campo.

En este punto, Ruiz Almenara insistió en la necesidad de unión de los agricultores para no lamentar las prácticas "casi ilícitas" que se están realizando y que van en contra de los interese territoriales y que supone la pérdida del valor añadido. Un ejemplo de ello, explicó el alcalde palmeño, es que "vienen de Valencia a por nuestras naranjas, se las llevan allí" y las comercializan como si fueran de esa comunidad autónoma.

Además, el alcalde de Palma del Río demandó una mayor implicación de los empresarios citrícolas con la situación de los trabajadores y de los agricultores, ya que "también forman parte del sector" citrícola de la comarca.

La secretaria general de Agricultura se mostró satisfecha con la reunión que mantuvo con los ocho empresarios citrícolas y les animó a reforzar el trabajo que ha realizado Palmanaranja en los últimos años con la adhesión de las otras dos asociaciones y así generar riqueza y empleo.

Respecto a la crisis interna que se está viviendo en la asociación Palmanaranja, Ruiz Almenara reconoció que "existen dificultades", pero matizó que la forma de combatirlas "no es aislándose sino trabajando conjuntamente". A su juicio, este colectivo fortalece el tejido social de Palma del Río y se convierte en un interlocutor fundamental con el que pactar ayudas, proyectos e inversiones que vayan en beneficio del sector.

El aforo realizado por la Junta de Andalucía para la presente campaña muestra que la producción de naranja alcanzará las 257.000 toneladas, más de un 4% inferior a la del pasado año, que fue muy perjudicial para los productores de Palma del Río debido a las inclemencias climatológicas, principalmente las heladas. La recogida y manipulación de la naranja se ha convertido además en una de las principales fuentes de empleo de la zona, con más de 200.000 jornales. Judit Anda visitó ayer las instalaciones de El Capricho Charcutero y la industria de la firma Zamexfruit.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios