Los productores dudan de la calidad de la leche reclamo y anuncian protestas

  • La plataforma regalará productos lácteos y reclama el apoyo de los consumidores para salvar el sector

Los productores de leche, las organizaciones agrarias, las cooperativas e incluso algunos entes locales han dicho basta ante la situación de emergencia que padece el sector. Así, han constituido una plataforma que bajo el epígrafe SOS Salvemos a nuestro sector lácteo, que será la encargada de poner en marcha de manera inmediata las movilizaciones con las que llamar la atención ante "la agonía final" por la que atraviesan. Esta nueva entidad tiene claro que la gran distribución es la culpable de la situación y de los bajos precios e incluso critican abiertamente que este alimento se utilice como reclamo, hasta el punto de que incluso dudan de que la calidad de esta leche que se vende a bajo precio sea la correcta. "Es difícil de creer que haya pasado todos los controles y que incluso sea leche de vaca", aseguró el responsable del sector lácteo de COAG en Córdoba y alcalde de Belalcázar, Antonio Vigara, para quien son Francia y Alemania los países interesados en que el sector lácteo andaluz desfallezca.

En esta plataforma están presentes las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, además de Faeca y la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches, cuyo presidente, Juan Díaz, defendió que todo el entramado económico del Valle de Los Pedroches depende en gran medida de la ganadería y del sector lácteo. "No nos podemos permitir la pérdida de calidad de vida en nuestros pueblos", sentenció Díaz, quien reclamó "un precio justo" para los productores de leche y lamentó que "no es lo mismo la letra b de banquero que la v de vaquero".

Desde Faeca, Gabriel Pizarro alertó de que diez explotaciones ganaderas han cerrado en los últimos tres meses en la comarca de Los Pedroches y que hay más de 500 vacas a la venta. Pizarro insistió en que la trazabilidad del sector es total, hasta el punto de que se sabe desde la hora de ordeño de los animales hasta el transporte o cuándo se produce el vaciado de las cisternas, una información que no llega a los consumidores y que en su opinión les perjudica a la hora de elegir leche de reclamo barata o la que se produce en tierras cordobesas. "No somos capaces de llegar al consumidor", lamentó Pizarro, para quien la producción láctea de Córdoba "es una alimento de primera".

El dirigente de Faeca avanzó que, además de una campaña publicitaria, en la semana previa a la Navidad realizarán una entrega gratuita de leche ante la sede de una gran distribuidora, también entregarán productos a los bancos de alimentos y en enero está previsto un corte de carretera importante. "Preferimos tirar o regalar leche" antes que malvender, indicó Gabriel Pizarro.

El presidente provincial de Asaja, Ignacio Fernández de Mesa, expuso que "cuando estamos unidos, es que algo pasa", en referencia a que esta plataforma reúne a las tres organizaciones agrarias, Faeca y los ayuntamientos pedrocheños. El dirigente insistió en que "hay que acabar con las ventas a pérdidas y el reclamo", a la par que avisó de que "la distribución sigue con el dominio absoluto" del mercado, ya que controla el 58% de las ventas y a un precio un 39% más barato que el fabricante. Por ello, reclamó la intervención de la Unión Europea y del Gobierno central. Fernández de Mesa dijo que "estamos indefensos ante una situación de abuso" y consideró como razonable que un productor reciba al menos 0,40 euros por litro de leche.

El secretario provincial de UPA, Miguel Cobos, defendió la puesta en marcha de una ley de la cadena agroalimentaria que prohiba la venta a pérdidas de la leche y pidió más apoyo a la Interprofesional del sector. Al igual que el resto de organizaciones agrarias, UPA dijo que el contrato obligatorio desde el 3 de octubre "se ha vuelto contra el propio productor", por lo que es necesario una sistema de arbitraje por parte del Gobierno para que no haya cláusulas abusivas. Cobos abogó porque los productores concentren la producción para negociar con los distribuidores y coincidió con la mesa en que "un litro de leche a 0,45 euros no puede venir de una vaca".

Para Antonio Vigara (COAG) la solución pasa por una ley de márgenes comerciales y porque se considera al lácteo como un sector estratégico. También reclamó la intervención del Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios