El presupuesto estatal recoge 38,8 millones para las obras del nuevo puente sobre el Genil

  • Fomento ha diseñado un trazado con curvas para reducir la velocidad en el viejo viaducto

El tramo de Encinas Reales a Benamejí será el último en concluirse de los diez en los que se dividieron los 100 kilómetros de la Autovía de Málaga que van desde Córdoba hasta Antequera, atravesando las comarcas de la Campiña Sur y la Subbética. Este último tramo es el del puente de Benamejí, que cuenta en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del año que viene con una partida de 38,8 millones de euros. Además de ser el último en ejecutarse, este trayecto de la A-45 tiene otra serie de peculiaridades. Aunque se trata de una autovía de nueva generación, a unos cinco kilómetros de Benamejí, dos curvas limitarán la velocidad a 100 kilómetros por hora, todo ello con el único objetivo de evitar accidentes en el paso sobre el antiguo puente de la N-331 sobre el río Genil, que estará limitado a 70 kilómetros por hora. Este diario ya avanzó que el equipo técnico que trabaja en la construcción del tramo se ha visto obligado a diseñar estas dos curvas después de que el Ministerio de Fomento decidiera aprovechar el antiguo puente de Benamejí para los dos carriles de la Autovía de Málaga en dirección a la Costa del Sol. Por contra, los conductores que regresen a Córdoba desde Málaga no estarán obligados a notar ninguna merma en la velocidad. El viejo puente sobre el río Genil -que se eleva a unos 100 metros de altura- no tiene la anchura suficiente como para acoger a dos carriles de una autovía de primera generación. Su utilización como sentido único en una autovía elevará el límite actual de 60 hasta los 70 kilómetros por hora nada más, todo ello siguiendo las recomendaciones de los técnicos del Ministerio de Fomento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios