El sector del taxi perderá 500 empleos por el recorte en traslados sanitarios

  • l El colectivo alerta de que los desplazamientos a pacientes son su principal fuente de ingresos y quieren negociar con el SAS l Ya no se financiarán viajes en algunos tratamientos

La Asociación Provincial de Autoturismos, que representa a los taxistas rurales que desde hace décadas trabajan en los desplazamientos de los enfermos a los centros sanitarios, alertó ayer de que los recortes del Servicio Andaluz de Salud (SAS) puede provocar "la desaparición de aproximadamente 500 trabajadores autónomos en la provincia". El presidente del colectivo, José María Herrera, explicó que desde hace más de 40 años existe un acuerdo por el que este colectivo recibe la subvención con que cuentan los pacientes para los traslados sanitarios. Así, el taxi realiza los desplazamientos para tratamientos como radioterapias, quimioterapia, hemodiálisis, salud mental y trasplantes, aunque estos servicios se han reducido debido "a los recortes del SAS". Según el colectivo se ha eliminado el traslado para los tratamientos de rehabilitación de voz, quimioterapia (pastillas) y rehabilitación de salud mental, a lo que hay que sumar que las subvenciones por los servicios que quedan se han reducido. Herrero también alertó de que a partir de ahora no se van a sufragar los taslados al centro sanitario de los pacientes que se diagnostiquen con cáncer y tengan que percibir sesiones de radio o quimioterapia, aunque se mantendrá entre los que ya lo están recibiendo.

Además de la pérdida de empleo, el sector también insistió en el perjuicio que supondrá para estos enfermos crónicos, ya que a partir de ahora tendrán que abonar de su propio bolsillo los gastos para llegar al centro sanitario. La "política de recortes del SAS" también supone "un diferente trato de pacientes, discriminando unos de otros y generando enfermos de primera y segunda categoría", según el colectivo, ya que hay tratamientos en los que no se va a tocar las subvenciones para los desplazamientos, como es el caso de la hemodiálisis. Con esta reducción tanto de las ayudas como de los traslados financiados, Herrero apuntó que la situación se hace "insostenible" para el sector del autotaxi rural, que tiene que hacer frente a gastos como la gasolina, el seguro o el mantenimiento del propio vehículo. Los trabajadores han intentando negociar con el SAS para llegar a un acuerdo y evitar la pérdida de puestos de trabajo pero por el momento no ha sido posible. Hay que tener en cuenta que estos traslados sanitarios son la principal fuente de ingresos de este colectivo "ante el escaso trabajo particular existente en nuestros pueblos". Entre las posibilidades que se ha ofrecido a la Administración se encuentra la de compartir taxi y trasladar a varios pacientes en el mismo vehículo, tal y como se comunicó a la dirección del Hospital Reina Sofía de Córdoba. Por el momento no ha sido posible el entendimiento. Los taxistas también han solicitado una reunión con la delegada de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, María Isabel Baena, para explicarle su situación y también han pedido el apoyo a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), pues muchos de los pacientes afectados son los que reciben tratamiento por esta enfermedad, aunque tampoco ha habido respuesta por ahora. La asociación ha convocado una concentración en el edificio de Gestión del Reina Sofía para protestar "y manifestar nuestro desacuerdo con los recortes y política económica iniciada por el SAS". "No pretendemos mendigar subvenciones, sino tan sólo seguir prestando los necesarios servicios que hasta ahora hacíamos", apuntó el colectivo quien insistió en que piden "trabajo" para poder seguir manteniéndose en el sector. La manifestación está prevista para las 11:00 y durará una hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios