Los pantanos reciben 80 hectómetros y suben un 3,5% durante el fin de semana

Por fin han corrido los arroyos. El segundo temporal de lluvia que ha atravesado la provincia ha conseguido sacar del dramatismo a los pantanos cordobeses. Las lluvias intensas y un terreno que ya estaba empapado se han conjugado para que por primera vez desde que comenzó el año hidrológico la reserva de agua en los embalses haya crecido de forma significativa en muy poco tiempo.

En concreto, sólo durante este fin de semana los pantanos de la provincia han recibido 80 hectómetros cúbicos, lo que se ha traducido en una subida de un 3,5% en la reserva de agua. Ahora, el volumen de agua embalsada es de 970 hectómetros cúbicos, según la última medición de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Esto es, los embalses están al 39,36% de su capacidad. El viernes, la reserva de agua era de 890 hectómetros y la capacidad rondaba el 33%.

Donde más se ha notado la subida ha sido en los pantanos del Norte de la provincia. Sólo durante la jornada del domingo, el embalse de Yeguas -al Norte de Villa del Río- recibió cerca de ocho hectómetros cúbicos. El pantano que más ha subido ha sido el Guadalmellato, que abastece a Córdoba ciudad y que ya se encuentra al 83% de su capacidad.

Sierra Boyera, embalse del que beben todos los pueblos del Valle del Guadiato y de Los Pedroches, ha abandonado la situación de emergencia y se encuentra ya al 74,86%.

En esta zona el abastecimiento a los municipios también está más que garantizado para los próximos dos años, al menos. Complicado sigue siendo el estado de Puente Nuevo, que a pesar de haber subido sólo está al 20,56% de su capacidad. Al Sur, el gran pantano de Iznájar apenas si ha recibido grandes cantidades de agua. Si situación sigue siendo prácticamente la misma que atravesaba cuando comenzó el periodo de lluvias, ya que está al 26,73% de su capacidad. Pese a todo, su enorme tamaño traduce este porcentaje en 262 hectómetros cúbicos de agua, cerca de un 10% de toda el agua almacenada en los embalses de la Cuenca Hidrográfica del Guadalquivir.

Por otra parte, fuentes de la Confederación explicaron ayer que tras las últimas lluvias es probable que la Comisión de Desembalse se retrase y no se reúna hasta mediados del mes de mayo. De momento, el terreno está empapado y no necesita riegos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios