La ocupación hotelera baja un 20% este año por la apertura de la autovía

  • Los empresarios hacen balance y achacan el descenso de su negocio a la A-45, que ha hecho que la ciudad haya dejado de ser un lugar de paso · En Navidad, las cifras de ocupación no superan el 30%

A punto de finalizar el año, los hoteles y pensiones de la localidad se encuentran haciendo balance de la ocupación que han tenido durante estos 12 meses, una cifra que ha descendido con respecto a años anteriores. A día de hoy, la ocupación hotelera ha bajado en torno a un 20 por ciento con respecto a los datos de 2006 y los hoteles se encuentran, en su mayoría, en torno al 30 por ciento de su capacidad. La mayoría de los empresarios han achacado este descenso a la puesta en servicio de casi toda la Autovía de Málaga (A-45), lo que ha hecho que Lucena haya dejado de ser una ciudad de paso para viajeros.

Como ejemplo, el Hotel Baltanás, con capacidad para 67 personas diarias, ha contabilizado como meses más fuertes abril o mayo, con 1.134 y 1.113 visitantes respectivamente, con motivo de las Fiestas en Honor a María Santísima de Araceli o la Semana Santa. Así, entre los meses que menos habitaciones ocupadas han tenido se encuentra enero o noviembre, con 574 personas cada mes, lo que genera una media de en torno a ocho personas diarias. El gerente de este hotel, Ricardo Pérez, ha asegurado que "el 90 por ciento de nuestros clientes son trabajadores que se alojan por un tiempo determinado, mientras que turistas solamente recibimos un escaso cinco por ciento". Asimismo, Pérez ha afirmado que "la construcción de la A-45 nos ha afectado mucho a los hoteles de la ciudad, ya que se han acortado las distancias con Málaga o Córdoba y los viajeros ya no pernoctan tanto en Lucena".

De otro lado, Manuel Cuenca, gerente del Hostal El Polígono, situado en la antigua carretera N-331, también ha manifestado que la construcción de la nueva autovía A-45 ha afectado negativamente a su negocio, ya que "hace unos años, muchos viajeros pasaban por mi puerta y se hospedaban aquí, pero hoy en día ya no es un camino de paso". Cuenca ha destacado que el mes de agosto, gracias "al Festival Internacional de Música que se celebra justo en frente" o Semana Santa son los meses de más ocupación, con el 80 por ciento de sus ocho habitaciones dobles completas.

El Hotel Santo Domingo, sin embargo, situado en pleno centro de la ciudad, ha mantenido su 70 por ciento de ocupación durante este año, a pesar de que en el mes de septiembre su propiedad pasó de la cadena Husa a manos de MS. Su gerente, Pablo Méndez-Trelles, ha afirmado que "los mejores meses han sido abril, mayo o septiembre, por las fiestas que se celebran en esos días", en un hotel en el que existe capacidad para 58 personas.

Por su parte, el gerente del Hotel Sierra de Aras, Antonio Jiménez, ha destacado que "los meses más fuertes han sido julio y agosto, con el 80 por ciento de la ocupación total", en un hotel donde existen ocho habitaciones dobles. Así, Jiménez insistió en que "este mes está siendo de los peores, a pesar de las fiestas navideñas, ya que estamos al 35 por ciento", es decir "unas seis personas diarias". Aún así, el gerente no se desanima ya que, en tan solo dos años de funcionamiento, este hotel "está teniendo cada vez más ocupación porque el público lo está conociendo", un dato que aumenta con respecto al resto de hoteles pero que continúa siendo bajo.

Por otra parte, el Hotel Los Bronces, con capacidad para 88 personas, ha estado en torno al 55 por ciento de su ocupación, contando como meses de más trabajo mayo y octubre. Mientras, el Hotel Veracruz, que cuenta con 17 habitaciones, también se mantiene en las mismas cifras que el resto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios