Una vuelta obligada al centro "para no hacerles ver que dirigen la forma de actuar con ellas"

  • La Administración autonómica insiste en que deben seguir con la intervención terapéutica

Comentarios 1

La Junta de Andalucía devolverá al Centro Terapéutico Prado de Santa María de Hornachuelos a la menor que en estos momentos están intentando localizar las fuerzas y cuerpos de seguridad y que es la única que todavía no ha aparecido de las cinco que se marcharon de esas instalaciones. La directora general de Infancia y Familia de la Junta, Carmen Belinchón, explicó ayer que las menores vuelven al centro de procedencia porque dentro de las pautas educativas y de intervención con ellas, "en ningún caso podemos hacerle ver que son las que van a dirigir la forma en la que van a intervenir los servicios del centro o de la Junta con ellas".

Añadió que la Junta es la que considera donde deben estar, y especificó que vuelven a Hornachuelos "para ver qué ha pasado, retomar la situación, seguir con la intervención terapéutica y luego será el mismo centro el que tendrá que informar de proyectos de intervención con ellas".

Belinchón insistió en que "ninguna menor del sistema de protección puede considerarse que está obligada a volver, porque en todo caso donde no tiene que estar es en un domicilio donde se adoptó una medida de protección". Destacó también que "en ningún caso una menor tiene que consentir volver porque hay una resolución de desamparado que determina su residencia" e hizo hincapié en que lo que "tiene que hacer es retomar el programa específico en el que estaba para conocer en qué circunstancia ha vuelto". La directora aseveró que, como en cualquier otro incidente, se han iniciado diligencias informativas, ya se ha visitado el centro "y hay una constante relación entre éste y la Administración".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios