Los municipios gestionarán este año 5,5 millones en ayuda a domicilio

  • El Instituto de Bienestar Social aportará la mayoría de fondos a 67 localidades

A 5,5 millones de euros asciende el presupuesto que los municipios cordobeses gestionarán este año para la puesta en marcha de proyectos de ayuda a domicilio. La diputada provincial de Servicios Sociales, Reyes Lopera (PSOE), ha sido la encargada de dar cuenta de este dato, añadiendo además que los 67 municipios cordobeses menores de 20.000 habitantes beneficiarios del servicio de ayuda a domicilio recibirán 4,5 millones, que serán aportados por el Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) y el resto por los ayuntamientos y los propios usuarios.

Lopera ha explicado que de esta cantidad, alrededor de dos millones de euros se dedicarán a prestar el servicio de ayuda a domicilio a las personas valoradas mediante la Ley de Dependencia, "cantidad que transferirá la Junta de Andalucía al Instituto y de la que ya se ha hecho un adelanto de 616.000 euros".

La diputada provincial añadió que "el resto servirá para prestar el servicio a los usuarios que no han sido valorados como dependientes o no les corresponde todavía y están disfrutando de la ayuda a domicilio tradicional, la prestación básica".

En este sentido, la vicepresidenta del Instituto Provincial de Bienestar Social ha resaltado que actualmente en la provincia hay 1.600 usuarios de prestación básica y 165 dependientes con ayuda a domicilio. Además, precisó que "contamos con el mayor porcentaje de expedientes de dependencia enviados a la Junta, 1.493 ya valorados y con el Plan Individual de Atención realizado".

Finalmente, Lopera se ha referido a los últimos acuerdos del Consejo Rector del Instituto Provincial de Bienestar Social, entre los que destaca la aprobación del nuevo modelo de ayuda a domicilio derivado de la nueva normativa. Entre las medidas adoptadas en este sentido, Lopera se ha referido al adelanto a los ayuntamientos de más de 1,5 millones de euros para que "sigan gestionando ellos el servicio de prestación básica hasta que lo asuma la Diputación a principios de octubre". A partir de ese momento, el IPBS trabajará para garantizar el derecho de las personas dependientes a recibir la prestación, el acceso al servicio en igualdad de condiciones de los usuarios no valorados y la homogeneización de la atención que se presta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios