El ex ministro Lamo de Espinosa aboga por el uso racional de una mano de obra especializada

  • El profesor defiende que hay que fijarse menos en la producción y más en el valor añadido

El ex ministro de Agricultura del Gobierno de UCD Jaime de Lamo y Espinosa defendió ayer la racionalidad en el uso de mano de obra, con altísima especialización, en el sector agroganadero. Fue durante la exposición de su ponencia Hacia una nueva agricultura, en la que también señaló que "ésto implica mayores costes. No obstante, se deberá usar tecnología más eficiente y más cara para dominar la cadena de valor". Lamo de Espinosa aseveró que es importante que las empresas del sector se fiijen menos en la producción "y más en el valor añadido al llegar al consumidor y aún así las cosas seguirán siendo muy difíciles". El también catedrático de Economía Agraria de la Universidad Politécnica de Madrid alertó sobre la competencia de los países emergentes a los que calificó como "Chindia" [en alusión a China e India]. "Los países emergentes van siendo más productivos y más demandantes y además están acometiendo producciones que parecía que no se podían dar en ese país", señaló.

Lamo de Espinosa apostó por una actuación en el sector "como si la PAC no existiera; la Unión Europea lleva una política que nada tiene que ver con lo que está pasando y los estados miembros tendrán que aparcarla", aseveró, y por crear la oferta en función de la demanda, "además de que el marketing debe estar adaptado a la producción y no al revés".

También recordó que habrá que enfrentarse a una distribución cada vez más concentrada. "No nos quedará más remedio que enfrentarnos a esos grandes monstruos de la distribución y no debemos olvidar que nuestro principal problema radica en la cadena de valor", resaltó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios