Un millar de personas rechaza la subida del 51% en la tasa de residuos

  • "No vamos a aceptar ni el servicio ni las tasas", asegura el alcalde, Luis Moreno

Comentarios 1

Más de un millar de personas se concentró ayer en la plaza de la Constitución de Baena para protestar por la subida de tasas de recogida de residuos urbanos que presta la Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente (Epremasa). Sin un convocante identificado, los carteles distribuidos por Baena y Albendín lograron reunir a numerosos vecinos a las puertas del Ayuntamiento coreando consignas como "basta ya, no se puede pagar" o "esto es un abuso", en señal de protesta a la subida de un 51% en el recibo de Epremasa.

El alcalde de Baena, Luis Moreno (PSOE), compareció ante los medios mientras los vecinos se manifestaban y señaló que "no esperaba esta situación", al mismo tiempo que reconocía que desconocía la ordenanza de la subida de las tasas que aplica Epremasa. Moreno afirmó que se trata de "una elevación excesiva de la cuota", que ha pasado a suponer 102,99 euros, lo que significa "un aumento sustancial y comprendo que para algunas economías es gravoso", dijo.

Para el alcalde, el funcionamiento del nuevo sistema de recogida con contenedores soterrados estos días "ha demostrado que la oferta es insuficiente". Además, señaló que en la pedanía de Albendín "no se puede pagar un servicio que no se recibe y en el resto de Baena veremos si se puede mejorar". En cuanto a las medidas a tomar para acabar con los problemas que han generado el malestar entre los ciudadanos, Moreno explicó que el Ayuntamiento negociará con Epremasa para racionalizar esta tasa a la baja, así como llevar a cabo un estudio que permita mejorar el servicio. Así, resaltó que "ni el servicio lo vamos a aceptar, ni las tasas las vamos a aceptar".

Por otro lado, el regidor baenense mostró sorpresa por la rapidez con la que se ha reaccionado y apuntó que "mi impresión es que esto ha sido calentado políticamente", expresó. Sin embargo, pidió calma a los vecinos de Baena y Albendín para que den tiempo al Ayuntamiento, ya que "negociaremos con Epremasa y, si no, tomaremos las medidas que tengamos que tomar", concluyó.

También el Partido Popular quiso ayer dejar clara su posición en este asunto. El portavoz en el Ayuntamiento, Paulino Luna, calificó la subida en el recibo de inaudita e inoportuna y apostó por estudiar la posibilidad de fraccionar el pago. Por su parte, el diputado provincial popular Antonio López calificó la situación de ilógica porque hay vecinos que tendrán que pagar por un servicio que no están disfrutando. Además, recordó que en el Pleno de la Diputación en el que se aprobó la subida de tarifas de Epremasa "el PP presentó una enmienda para que hubiera bonificaciones para las familias con menos recursos y ante eso el PSOE votó en contra".

El colectivo de Ecologistas en Acción de Baena afirmó que "el soterramiento de los contenedores es una medida meramente estética, no relacionada con solucionar las verdaderas carencias en la gestión como la necesidad de incrementar los porcentajes de reciclaje y compostaje de los residuos", señalaron desde el grupo conservacionista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios