El mercado del aceite presenta la primera mejoría tras meses de crisis

  • Los responsables de la Lonja de Asaja aseguran que se empieza a notar el rechazo de los productores a la situación al no vender con los precios actuales

La Lonja del Aceite de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) ha advertido en su informe semanal de que el mercado del aceite de oliva presenta una leve mejoría "y se empieza a notar el rechazo de los productores al no vender con los precios actuales". Se trata de una buena noticia para un sector oleícola que estaba viendo como los precios caían inexorablemente por debajo del umbral de la rentabilidad para el agricultor.

Así, el informe indica que el precio del aceite de oliva virgen extra ha cotizado a 2.140 euros por tonelada, frente a los 2.073 de la semana anterior, mientras que el aceite de medio grado extra se ha vendido a 2.084 euros por tonelada, frente a los 2.043 de la semana anterior. Por otra parte, el precio del aceite virgen en botella de un grado se ha fijado en 2.052 euros por tonelada, 39 euros más que la última pasada, y el precio del lampante para refino ha subido de 1.983 euros a los 1.999 euros de hace siete días. Sin embargo, la cotización del aceite de orujo ha ascendido a 842 euros por tonelada, mientras que la semana anterior se estableció en 841,4, en tanto que la del de girasol ha variado entre 762 y 770 euros, frente a los a los 751 y los 763 euros de hace siete días.

La Junta ha presentado una fórmula con el objetivo de darle un giro de 180 grados a la situación. Las consejerías de Economía y Agricultura están fomentando el llamado Mercado de Futuros del Aceite de Oliva. El responsable de esta entidad, Antonio Martín, el director general de Planificación y Análisis de Mercados de la Consejería de Agricultura y Pesca, Rafael Martín Ballesteros, y el delegado provincial del ramo, Francisco Zurera, presidieron un encuentro con productores cordobeses para dar cuenta de las ventajas de este ente, cuyo funcionamiento es muy similar al de la bolsa y que supone -según sus dirigentes- una salida a los bajos precios actuales del zumo de oliva, ya que a través de este sistema se venden cosechas futuras. El Mercado de Futuros del Aceite de Oliva es un mercado oficial, supervisado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que va dirigido a agricultores, almazaras, envasadores, refinadores, exportadores e importadores, almacenistas, corredores, distribuidores y entidades financieras.

Las operaciones se realizan a través de los llamados contratos de futuro, un documento de compraventa a plazo para entregar o recibir aceite de oliva. Cada contrato cumple con unos requisitos, como que equivale a una tonelada de aceite con una grado de acidez determinado. Martín dijo que cuando se concreta una operación se genera una garantía que, además, el beneficiario puede utilizar para lograr financiación bancaria a sus proyectos. Apuntó que el objetivo de esta iniciativa, que cuenta con 220 clientes, es vender aceite "para entregarlo en un plazo posterior".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios