tradiciones | la primavera en la provincia

Un mayo inabarcable

  • El IV Concurso de Patios, Rincones Típicos y Rejas de la Provincia invita hasta el próximo 13 de mayo, domingo, a descubrir 127 espacios de toda la provincia como alternativa a la capital

Un mayo inabarcable Un mayo inabarcable

Un mayo inabarcable

La primavera se esparce por la provincia con su profusión de geranios y rosales, balcones enrejados de los que cuelgan claveles y gitanillas y patios ocultos por los que asoman las buganvillas. De Los Pedroches a la Subbética, del Guadiato a la Campiña, Córdoba exhibe estos días todo el potencial del mes de mayo gracias al IV Concurso de Patios, Rincones y Rejas de la Provincia, organizado en solitario por primera vez por el Patronato de Turismo de la Diputación. Las cifras son de récords: participan 127 recintos: 52 patios, 37 rincones pintorescos y 38 rejas y balcones, una oferta inabarcable. Además, se pasa de 21 a 28 municipios involucrados, y de cinco a seis rutas que pueden completarse hasta el 13 de mayo. Por eso, más que nunca, es difícil decidir por dónde empezar.

El dos veces campeón del concurso provincial, Anselmo Córdoba, prepara cada año alguna novedad para que los visitantes vuelvan a su patio, un recinto de carácter industrial ubicado en las antiguas destilerías Duende, en la localidad de Rute. Y este año no podía ser de otra manera: "El hilo conductor son 30 viejos escobones", anuncia. Y bromea: "He querido hacer un aparcamiento de brujas". Los adquirió a un artesano malagueño en una de sus expediciones en busca de objetos originales para renovar un recinto que siempre sorprende y en el que, como una prolongación de la Sierra Subbética donde se enclava, florecen las gayombas amarillas y los panes de pastor, las clivias de marzo, las fresias y las mimosas.

De Rute, a Montilla, donde otro patio de carácter industrial repite en el certamen, el del lagar La Primilla, enclavado en los altos de la Denominación de Origen (DO) Montilla-Moriles: "Además de instalaciones industriales donde se elabora vino y aceite, los lagares tradicionalmente han incorporado la vivienda de los dueños", explica la propietaria, Charo Jiménez. La Primilla fue pionera en la organización de visitas guiadas por sus instalaciones y, durante este mes de mayo, estas explicaciones incluyen, por supuesto, el patio. En su centro se exhibe una escalera adornada con flores y, entre los elementos que lo embellecen, hay un pozo, un trillo, damajuanas o una caldera que años atrás se utilizaba para la elaboración del arrope. También hay cántaros, dos medias botas y, sobre todo, muchas macetas. La visita se remata con una copa de vino de la casa, elaborado con uva de la zona de alta calidad de la Denominación de Origen cordobesa. Otros municipios destacan por lo pintoresco de sus calles y sus plazas. Es el caso de la localidad de Iznájar, que ha presentado 11 espacios al concurso, la mayoría rincones típicos por los que el Ayuntamiento ha colgado miles de gitanillas. Las macetas, tintadas en azul, escalan por los muros encalados de las antiguas viviendas del barrio de la Villa, que además este fin de semana se convierte en un mercado nazarí. Entre los rincones ya de por sí pintorescos que estos días exhiben su mejor rostro, se encuentran el Patio de las Comedias, la calle La Torre, el paseo de la Constitución o la plaza El Tejar.

Tampoco habría que perderse este año la calle Pozo Fuente, en Cañete de las Torres, que vuelve a exhibir todo su tipismo, resultado de la profunda renovación a la que fue sometido este barrio humilde, conocido también como Huerto del Francés. Este año, además, se celebra por primera vez el certamen Calles en Flor, que combina tradición, arte floral y gastronomía, pues el municipio preparará hoy un salmorejo de 500 kilos, todo un récord.

Hay otros muchos paraísos en la provincia, y la ruta puede llevar hasta la Campiña o hasta el Valle del Guadalquivir, Los Pedroches o el Alto Guadiato, de El Carpio a Castro del Río, donde el barrio de la Villa luce especialmente vistoso con 19 espacios visitables. Lo más fácil es dejarse llevar por este ramillete de calles blancas y estrechas coloreadas con macetas que los vecinos cuidan con mimo. La calle Los Dolores ofrece una bella perspectiva, quintaesencia de lo que cualquier turista podría identificar con lo típicamente andaluz: suelo empedrado, farolas de forja, muros blancos, aluvión de macetas. Atrás queda el arco de la calle Agujero, rumbo a la calle Estrella. En el número 23, los antiguos portones de la casa Mendoza, antigua vivienda señorial del siglo XVI situada en la parte más alta del núcleo, invitan a entrar. Crecen jazmines y buganvillas y, si pega el sol, la pérgola ofrece un refugio; llamativa también es la colección de platos de cerámica.

Otro acierto es la calle Santa María, en Belmez, más conocida como la escalera que accede al Castillo. Hace unos días, el Ayuntamiento inauguró con orgullo, corte de cinta incluido, este bello espacio con la intención de revalidar el primer premio obtenido el año pasado en el certamen. No lo tendrá fácil: los rincones pintorescos proliferan en el barrio de la Villa de Priego o en el callejero de Villanueva de Córdoba, por ejemplo. También Monturque, Cabra o Zuheros se lo pondrán difícil.

En El Carpio hay otro número uno. El patio de la calle El Centro, 22 opta a revalidar el primer premio del año pasado. Su cuidadora es Visitación García, de 53 años: "Éste es un lugar para vivirlo", anima a visitarlo. El recinto incluye una zona de césped y plantas verdes y otra con flores de vivos colores que se unen mediante un paso cubierto. Un pozo con brocal tipo andaluz, una fuente renovada, un limonero y un conjunto de arcos de medio punto cubiertos con una gran yedra completan el conjunto, que alegra el canto de un canario. También hay gitanillas, pilistras y un helecho monumental.

Sin salir de la comarca, en Montoro, Isabel Corredor (calle Antón Díaz, 9) cría una especie de azucenas a las que llama "trompetos" y una colección de geranios multicolores. Un buen lugar para buscar algo de sombra, descansar unos minutos y seguir la ruta por el mes de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios