Las lluvias del otoño sólo han aportado 18 hectómetros de agua a los embalses

  • Los pantanos con cabecera en Córdoba están en la actualidad al 32,8 % de su capacidad total, un 9,31 menos que hace un año, tras un inicio de año hidrológico marcado por la escasez de precipitaciones

47,6

El otoño, una estación en la que la lluvia debería ser la gran protagonista, se ha cerrado en Córdoba con un pobre balance que se ha hecho notar sobre todo en los embalses que tienen su cabecera en la provincia. De hecho, desde que comenzó el año hidrológico el pasado 1 de octubre, las diez presas cordobesas que gestiona la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) apenas han ganado 18 hectómetros cúbicos de agua, según los datos del ente gestor de la cuenca. Así, Córdoba guardaba al comienzo del otoño 736,3 hectómetros de líquido , mientras que en la medición del último día de esta estación que da paso al invierno -el 21 de diciembre- el agua embalsada era de 754,4 hectómetros (sólo 18,1 más que hace tres meses).

Las cosas no han ido mejor a nivel de cuenca del Guadalquivir, puesto que las escasas lluvias otoñales que se han registrado en la región sólo han conseguido que las reservas de agua aumenten en 47,6 hectómetros cúbicos. Estos datos ratifican lo que las autoridades vienen exponiendo desde hace más de un año, y es que la zona Sur peninsular está atravesando un periodo de pertinaz sequía. No obstante, los responsables de la Agencia Andaluza del Agua coinciden en que la situación es difícil, pero que no se prevén restricciones y que el consumo humano está garantizado. Las precipitaciones en la cuenca durante el otoño han estado muy por debajo de los 201 litros registrados el año pasado.

A día de hoy, los embalses que tienen su cabecera en la provincia de Córdoba están al 32,84 por ciento de su capacidad total, un 0,03 por ciento más que la semana pasada y un 9,31 por ciento menos que hace un año.

El embalse de Iznájar, el mayor de Andalucía con 981,1 hectómetros cúbicos y que abastece a toda la zona Sur de la provincia, se encuentra al 23,11 por ciento de su capacidad de almacenamiento de agua, con 226,7 hectómetros cúbicos. Por encima del 50 por ciento se encuentran Sierra Boyera, que está al 68,97 por ciento, con 28,2 hectómetros cúbicos, y Bembézar, que está al 69,25 con 236,8. La presa de Guadalmellato, de la que se abastece el núcleo urbano principal de Córdoba, se encuentra en la actualidad al 64,4 por ciento con 94,404 hectómetros cúbicos.

Por debajo del 50 por ciento se encuentra San Rafael de Navallana, que se sitúa al 32,75 por ciento con 51,2 hectómetros; el de Puente Nuevo, que alcanza solamente el 14,19 por ciento y 39,9 hectómetros, y La Breña, que está el 32,18 por ciento con 32,217 hectómetros. El pantano de Yeguas se encuentra al 16,58 por ciento con casi 38 hectómetros cúbicos y Martín Gonzalo está al 33,51 de su capacidad con 5,9 hectómetros de agua.

La Confederación Hidrográfica reconoció hace unos días "la difícil situación de los recursos embalsados en la cuenca, que según el Plan de Sequía se encuentra en situación de emergencia en el sistema de regulación general", agravada por la escasez de precipitaciones del primer trimestre del año hidrológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios