Unos ladrones de aceituna se dan a la fuga tras destrozar un coche policial

  • Los guardias tuvieron que saltar de su vehículo, que quedó "para el desguace"

Un vehículo patrulla de la Guardia Civil resultó totalmente destrozado en la madrugada del jueves después de que varios individuos que conducían un camión robado cargado con aceitunas que también habían sido sustraídas embistieran contra los agentes. El suceso se produjo sobre las 02:00 en un camino próximo a la vía de la línea ferroviaria de alta velocidad Córdoba-Málaga, a unos 50 metros de la carretera A-386, en el término municipal de Santaella.

Según informaron fuentes de la Guardia Civil, el guarda de una finca alertó al Instituto Armado de que varios individuos intentaban huir después de asaltar las instalaciones y hacerse con una carga de aceituna. De inmediato, un coche patrulla alcanzó las proximidades del recinto y localizó el vehículo sospechoso, tras lo cual los agentes procedieron a darle el alto y se situaron en la trayectoria del camión. Al ver que el conductor no frenaba, los agentes se arrojaron del vehículo y comprobaron cómo los ladrones arremetían contra el coche, que quedó "para el desguace", apuntaron las fuentes.

La Guardia Civil estableció un operativo para hallar el camión fugado, que fue encontrado en las proximidades del lugar del siniestro. Sus ocupantes, sin embargo, habían huido campo a través y aún se encuentran en paradero desconocido. Los uniformados pudieron recuperar la carga de aceituna. El Instituto Armado mantiene el dispositivo para detener a los ladrones, que se enfrentan a delitos de robo, contra la seguridad del tráfico y atentado a agente de la autoridad.

La Comandancia mantiene desde que empezó la campaña de recogida de la aceituna un plan especial para evitar que se produzcan sucesos como el del jueves y para controlar el movimiento del fruto recolectado y en los puntos de venta. De esta manera, los agentes intentan evitar que la aceituna sustraída llegue a colocarse en el mercado lega. De esta manera, el año pasado se consiguió aumentar en un 121% la cantidad de kilos de fruta recuperados, sobre todo tras la operación Oro Verde, que supuso que 70.000 kilos de aceituna se devolvieran a sus legítimos dueños. La Guardia Civil hizo un llamamiento a los agricultores para que compartan todos los datos de los que dispongan y para que alerten lo antes posible de la presencia de personas o vehículos extraños en el campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios