Un incendio arrasa una nave de productos cárnicos y 5 camiones

  • Ayuntamiento y Policía Local descartan que el fuego, que estuvo a punto de alcanzar una pequeña urbanización, fuera provocado por la huelga de transporte

Comentarios 3

Un incendio arrasó ayer una nave de productos cárnicos y cinco camiones frigoríficos en Lucena, propiedad de la empresa Refrigerados Lácteos. El siniestro comenzó, por causas que aún se están investigando, a las 14:40 de ayer en el interior de uno de los camiones que estaban aparcados en el exterior de la nave, localizada a la altura del kilómetro 3 de la carretera que une a Lucena con Rute.

El fuego comenzó en la caja de cambios de uno de los camiones, según informaron fuentes del servicio de emergencias del 112. De forma rápida, las llamas se propagaron por toda la nave industrial, ya que almacenaba gran cantidad de productos altamente inflamables. Dos bomberos del parque comarcal de Lucena se desplazaron de urgencia hasta el lugar y consiguieron cercar el fuego y estabilizarlo, que amenazaba ya con propagarse a una zona de chalets que linda con la nave industrial siniestrada. Los bomberos recibieron la ayuda de los vecinos, que con cubos de agua también participaron en la extinción del siniestro.

El incendio, que se dio por controlado a las 17:00, ha arrasado cinco camiones, dos turismos, un depósito que contenía 6.000 litros de combustible, 40.000 piezas de plástico que estaban apiladas en el exterior de la nave y todo el recubrimiento exterior de estas instalaciones, aunque las llamas no llegaron a penetrar en el interior.

A pesar de que el incendio se registró pocas horas después de que los transportistas autónomos decidieran seguir adelante con su huelga, fuentes municipales y policiales descartaron que el fuego pudiera ser provocado. Al contrario, estas fuentes insistieron en que los vehículos incendiados estaban "en desuso" y en el exterior de una nave de productos cárnicos. El propio concejal de Seguridad Ciudadana, José Cantizani (PSOE), insistió en que este suceso "no tiene nada que ver con la huelga de transportes".

Por otra parte, los vecinos llegaron a increpar a los bomberos del Consorcio Provincial de Córdoba cuando vieron que sólo dos agentes contra el fuego de Lucena se habían desplazado hasta el lugar del siniestro. 45 minutos después llegó ayuda, por parte de otros seis bomberos de los parques comarcales de Priego de Córdoba y Puente Genil. Los bomberos de Montilla se tuvieron que dar media vuelta para atender el incendio de una cocina en la calle Majuelos de este municipio. Mientras los bomberos atendían el fuego, el parque comarcal de Lucena se quedó desatendido por la protesta que mantienen los bomberos del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios de no realizar horas extraordinarias. El responsable del CSI-CSIF en el comité de empresa del Consorcio, Alfonso Rosero, apuntó que por la falta de efectivos el fuego alcanzó mayores dimensiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios