montilla-moriles

Las exportaciones de vino suben el 36% y superan por primera vez los 12 millones

  • El precio medio del litro de los caldos cordobeses se situó en 1,50 euros, lejos de los 9,30 a los que cotizó en Baleares

  • Barcelona lidera el ranking y vende 560 millones

Trabajadores en la vendimia de la Denominación de Origen Montilla-Moriles. Trabajadores en la vendimia de la Denominación de Origen Montilla-Moriles.

Trabajadores en la vendimia de la Denominación de Origen Montilla-Moriles. / reportaje gráfico: el día

El sector del vino en Córdoba cosechó un 2017 de récord. Las exportaciones de caldos producidos en la provincia repuntaron el 36% respecto a la campaña de 2016 y sumaron un volumen de 8,3 millones de litros. Así lo recoge el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) en un informe publicado esta misma semana y en el que, por primera vez, se detallan las ventas al exterior anuales por provincias basándose en datos de Aduanas. En el caso de la provincia de Córdoba, los datos se circunscriben básicamente a las bodegas y cooperativas del Sur de la provincia, la mayoría con vinos amparados por la Denominación de Origen Montilla-Moriles.

La cifra de volumen exportado durante 2017 es la mayor desde 2011. El récord desde principios de siglo, sin embargo, se encuentra en 2005, cuando fueron más de 13 millones de litros, lo que significa un 37,5% más. Pese a esto, el valor de la venta sí es el mayor cuantificado por la OEMV, que retrotrae su estadística al año 2000. Así, Córdoba superó por primera vez los 12 millones de euros anuales en exportaciones de vinos, al incrementar un 12,4% los 10,7 millones que se registraron en 2016. En 2012, el marco superó por primera vez la barrera de los 10 millones y desde entonces ha estado sobre esta cifra, pero nunca antes se había situado en la horquilla de los 12; en 2015, cuando hubo récord de volumen de ventas al exterior, el valor alcanzado fue sin embargo de 9,5 millones, ya que el precio del litro era muy inferior al actual.

En concreto, según el estudio del OEMV, el litro de vino cordobés cotizaba entonces a 0,72 euros, mientras que en la pasada cosecha se vendió a 1,50 euros. El récord estuvo en 2016, con 1,77 euros. En el conjunto de España, el precio medio del litro de vino se situó en 1,12 euros, por lo que Córdoba estuvo por encima. En este apartado, sin embargo, los datos no son demasiado optimistas, pues de las 50 provincias españolas Córdoba fue la número 17 con el precio más bajo. Toledo cerró la estadística, con 0,47 euros por litro, mientras que en el extremo opuesto se situó Baleares: el litro de vino de las islas cotizó a 9,30 euros.

En el conjunto de España, Barcelona lideró, como es habitual, el valor de las exportaciones con un volumen de algo más de 560 millones de euros, prácticamente la misma cifra que en la campaña anterior. Le siguieron Ciudad Real, con 413 millones, y La Rioja, con 335 millones. Además, Valencia superó a Álava como cuarta vendedora al crecer el 16%, hasta los 213 millones, debido al escaso aumento del 0,6% de la provincia vasca, hasta los 191 millones. Estuvo a punto de ser superada por Murcia, que creció el 10% hasta lo 190 millones. Albacete y Cuenca se establecen como séptima y octava provincias vendedoras. Toledo, Zaragoza, Valladolid y Badajoz completan la lista de 12 provincias por encima de los 100 millones de facturación.

Pese al claro liderazgo en valor, Barcelona ocupa el séptimo puesto en volumen y pierde dos posiciones respecto a 2016, con 195 millones de litros. El informe de la OEMV subraya que esto ocurre por el mayor peso de sus vinos con DO y del cava, "productos con gran valor añadido". Las seis provincias que se encuentran por delante de ella, por su parte, se encuentran más orientadas a los graneles. Ciudad Real, en concreto, representó el 26% del volumen vitivinícola exportado por España, con casi 740 millones de litros, idéntica cifra que en 2016. A bastante distancia aparecen Valencia y Albacete; Toledo, Cuenca, Badajoz, Murcia y La Rioja completan la lista de nueve provincias que exportaron más de 100 millones de litros el año pasado.

Respecto a los precios medios, las provincias insulares registraron los más elevados: en Baleares, el litro se pagó a 9,30 euros; en Las Palmas, a 9,24, y en Tenerife, a 8,32 euros. En el polo opuesto se sitúan Toledo (47 céntimos), Badajoz (50 céntimos), Cuenca (52), Ciudad Real y Albacete (56 céntimos) y Almería (57). La OEMV destaca, como curiosidad, que las provincias que ahora ofrecen los precios más altos eran las más baratas en el cambio de milenio: Las Palmas vendía a escasos 33 céntimos el litro y Baleares, a 41 céntimos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios