Un estudio analizará el genoma del olivo para mejorar la calidad del aceite

  • El proyecto Oligen tendrá una duración de tres años y lo llevarán a cabo 46 investigadores procedentes de una decena de grupos de investigación

El proyecto Oligen pretende analizar, por primera vez la secuencia del genoma del olivo con el objetivo de mejorar el aceite de oliva y conseguir un diseño de este alimento al "gusto del consumidor". El coordinador del proyecto, el catedrático de Biología Molecular y Bioquímica de la Universidad de Málaga, Victoriano Valpuesta, explicó ayer que trabajar en este campo es "un sueño" porque el olivo es "una especie única, pero que ha sufrido retrasos en la mejora de la especie" debido a la falta de investigación en este terreno. Valpuesta ha indicado que hasta el momento se ha producido una "carencia" en la aplicación de las nuevas tecnologías para la mejora de la especie, que es lo que va a impulsar este proyecto con el estudio de los genes y su función. Oligen, que está impulsado por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de la Junta, la Fundación Genoma y la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), tendrá una duración de tres años.

El objetivo a medio plazo de este proyecto, según el coordinador del mismo, es la "identificación de nuevas variedades" de aceite de oliva. La iniciativa, con un presupuesto de tres millones de euros, hará posible mediante técnicas de análisis de ADN la identificación de los genes responsables de la acumulación de aceite y de la composición de ácidos grasos, polifenoles y compuestos volátiles del mismo, con el fin de saber con precisión cómo los genes influyen en la producción y calidad del aceite de oliva. Los 46 investigadores, procedentes de 12 grupos de investigación, establecerán una colección nuclear en el Banco Mundial de Germoplasma, que se encuentra en el centro Ifapa de Alameda del Obispo en Córdoba y que tiene más de 400 variedades de olivo.

Además, Oligen pondrá énfasis en el vigor y arquitectura de las plantas, así con en la precocidad de entrada en producción, que son valores importantes para el sector olivarero actual. También tendrá una especial atención en las variedades más cultivadas de Andalucía, como la picual y la arbequina, que serán sometidas a un estudio más detallado. La presidenta del Ifapa, Carmen Hermosín, ha resaltado la importancia de este proyecto. El director gerente de Genoma España, Fernando Garcés, indicó que este tipo de proyectos son muy positivos para España, ya que ayudan a "generar beneficios económicos, industriales y sociales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios