CAMPIÑA SUR

Más del 80% de los estudiantes cree que el consumo de drogas no es perjudicial

  • Un estudio de la Mancomunidad revela que el alcohol es la sustancia más probada por los jóvenes de la comarca, seguido por el tabaco y el cannabis y, en pequeños porcentajes, la cocaína

Comentarios 1

Problemas de salud, económicos, con la ley, pérdida de amigos, bajo rendimiento escolar, accidentes o conflictos familiares son algunas de las consecuencias negativas más comunes que reporta el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas. Sin embargo, un 80,32% de hombres y un 82,87% de mujeres de entre 12 y 25 años que cursan estudios en Aguilar, Monturque, Moriles, La Rambla, Montalbán, Santaella, Montemayor y Fernán Núñez no ha percibido ninguno de estos efectos cuando han consumido estas sustancias, según un estudio elaborado por Mancomunidad de Municipios de la Campiña Sur. Por el contrario, el 35,96% de los hombres y el 31,62% de las mujeres aseguran que el consumo de drogas les reporta placer y bienestar.

"Este dato llama la atención y nos ha preocupado porque a los profesionales que trabajamos con los jóvenes en prevención nos ha hecho ver que tenemos que incidir mucho en concienciarlos para que sepan que el consumo de drogas tiene consecuencias negativas para su vida, tanto inmediatas como a largo plazo", afirmó ayer la psicóloga Elena Luque, quien ha trabajado en la elaboración del estudio incluido en el programa Ciudades ante las drogas de la Junta.

Para la obtención de los datos se han pasado encuestas a 1.961 jóvenes, alumnado de primer y segundo ciclo de Secundaria, Bachillerato y ciclos formativos. No obstante, Luque advirtió que el número de entrevistados no es homogéneo. Así, la mayor parte de encuestados tienen entre 12 y 16 años.

Del informe se desprende que de los distintos tipos de drogas objeto de estudio -tabaco, alcohol, cannabis, cocaína, éxtasis u otras drogas de diseño- la sustancia más consumida por los jóvenes encuestados es el alcohol (73,13%) seguida del tabaco (41,79%). Dentro de las drogas ilegales, la más consumida en la Campiña Sur es el cannabis con un 18,97% "debido a que los jóvenes consideran que no conlleva efectos nocivos para la salud y a su fácil acceso", interpreta el documento. En cuanto al resto de estupefacientes, el porcentaje de consumo se reduce a un 0,30% tanto en cocaína como éxtasis u otras drogas de diseño.

Según el sexo y la edad, el estudio revela que existen más fumadoras (12,54%) que fumadores (9,05 %) en la comarca y que el inicio del consumo de tabaco es más frecuente entre los 13 y 14 años. También es destacable que el 35,7% de los varones y el 51,8% de las mujeres fuma cuando se encuentra en una situación de estrés, "lo que indica una falta de conocimiento acerca de los verdaderos efectos psicológicos del tabaco, pues no tiene efecto relajante, sino que mantiene la sensación de nerviosismo", asegura el documento.

En relación al alcohol, los jóvenes se inician en su ingesta en edades comprendidas entre los 12 y 14 años y las mujeres tienen el porcentaje más alto de consumo con un 75,58% frente al 70,65 de los hombres. Con respecto a las drogas ilegales, el mayor número de jóvenes que consumen o han consumido cannabis oscila entre los 17 y 25 años, aunque la edad más frecuente en que se suele consumir por primera vez se sitúa en los 14 y los 15 años. El consumo de cocaína, éxtasis y otras drogas de diseño sólo es apreciable a partir de los 18 años.

Este informe de la Campiña Sur contrasta con el publicado ayer por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) en el que los jóvenes dicen que "es arriesgado y peligroso" el consumo de drogas, pero que consumen para sentirse integrados y porque "es lo normal a su edad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios