Puerto del Calatraveño

"Me encanta que los Planes (Provinciales) salgan bien"

  • Como a ninguno de los grupos políticos de la Diputación le gusta el Plan de Obras y Servicios 2012-2015 que se ha aprobado, casi dan ganas de llamar al Equipo A para que pongan un final feliz a este debate

Comentarios 1

TODAVÍA hay nostálgicos de las series de televisión que recuerda las aventuras del Equipo A, aquel grupo de cuatros excombatientes estadounidenses que ayudaban altruistamente a los más desfavorecidos y que estaba dirigido por el capitán John Hannibal Smith, un apasionado del camuflaje que habano en boca -al más puro estilo de nuestro golfista andaluz Miguel Ángel Jiménez- repetía en cada capítulo aquella frase lapidaria de "me encanta que los planes salgan bien". Normalmente, la expresión surgía después de un cúmulo de contratiempos y de que la acción discurriera de manera muy distinta a lo previsto por el espectador y por los protagonistas, de manera que se convertía en el recurso lingüístico y visual con el que cerrar la historia.

En la vida real no hay capitanes Smith, no están ni MA, ni Murdock, ni el atractivo Fénix para que nos salven de los malos. Es más, nuestros planes no siempre salen bien y, a veces, incluso regular. De hecho, este buceo en la historia de la televisión de los años 80 viene al caso porque en esta nuestra Diputación de Córdoba se han aprobado esta semana los Planes Provinciales del cuatrienio 2012-2015, una programa de actuaciones cuya misión es bien sencilla: dotar a los municipios de infraestructuras básicas y generar empleo mediante la ejecución de esas obras. Así de simple y así de importante.

En el plano positivo, hay que destacar que esta propuesta salió adelante sin votos en contra, con el apoyo de los diputados provinciales del PP, los de IU y Unión Cordobesa y la abstención de los socialistas. De todas formas, lo curioso del caso es que estos Planes de Obras y Servicios, estos y no otros, no gustan a ninguno de los grupos con representación en el Plenario. En primer lugar, porque la cuantía a repartir es sensiblemente inferior al marco anterior, concretamente un 66% menos, con lo que el montante aprobado se queda en 23,3 millones de euros. A ello se une que, como se quejó la oposición, llegan tarde por distintas circunstancias, con lo que los primeros proyectos no comenzarán a ejecutarse hasta primeros de 2013 en el mejor de los casos. Pero además, la rebaja económica también supone menos empleo en los municipios y una reducción de la carga de trabajo para las empresas locales, que son las que habitualmente asumen este tipo de construcciones.

Si a este contexto se le une que el propio diputado de Infraestructuras y portavoz del Gobierno provincial, Andrés Lorite (PP), subrayó que "no podemos estar satisfechos con la cuantía" y que al equipo de gobierno "no le apetece una rebaja", pues casi dan ganas de llamar de verdad al Equipo A para que busque un final feliz, a ser posible como en la televisión, donde por mucha dinamita que se empleara y pese a la espectacularidad de las explosiones y vuelcos de vehículos, nadie resultaba con el más mínimo rasguño. Toda una proeza.

Lo que aún está por ver si en este hipotético guión de serial de la tele, a los diputados los situamos entre los buenos o los malos, sobre todo si uno se agarra a los argumentos que unos y otros ofrecieron para justificar ese copioso descenso de dineros para los Planes Provinciales. No hubo sorpresas y el PP culpó a la Junta y al anterior Gobierno socialista y el PSOE señaló a los populares y a su política de recortes. Como suele ser habitual, el debate en este punto fue más bien simplón, bastante predecible y de paupérrimo nivel.

El asunto de los Planes Provinciales parece que no tiene vuelta atrás, ni siquiera reemplazando a Fénix por Andrés Lorite, a Hannibal por Salvador Blanco, a MA por Francisco Martínez y que Murdock debatiera consigo mismo si sustituye a Carlos Baquerín o Rafael Gómez, por aquello de que Unión Cordobesa carece de portavoz, algo insólito. Aquello de "me encanta que los Planes (Provinciales) salgan bien" tendrá que esperar a una mejor ocasión. Qué le vamos a hacer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios