Los empresarios integrados en la Ruta del Vino reciben normas sobre calidad turística

  • Los establecimientos tendrán que ajustarse a los parámetros incluidos en un manual

El consorcio que gestiona el proyecto Ruta del Vino Montilla-Moriles presentó ayer al empresariado de Puente Genil el manual de aproximación a la calidad turística española, incluido dentro del plan de dinamización de este producto. Según explicó la gerente del consorcio, Inmaculada Luque, "se trata de un manual de buenas prácticas para atender al turista que visite las poblaciones que se encuentran dentro de la ruta".

Luque indicó que los parámetros que otorgan calidad a los establecimientos del sector ya están definidos por el Gobierno para que se puedan aplicar en aquellos territorios que se están desarrollando turísticamente. Así, la gerente informó de que aquellos establecimientos, tanto de restauración como alojamientos rurales o de otro tipo, que tengan en cuenta lo que establece el manual podrán pasar procesos de certificación de calidad que, además, están subvencionados por la Junta de Andalucía. Luque recordó que "la calidad es imprescindible hoy en día, porque es buscada por los turistas, sobre todo, extranjeros". Según dijo, aspectos como la hospitalidad, la limpieza e higiene de las instalaciones o el conocimiento del inglés por parte del personal que atiende al visitante, entre otros, otorgan calidad a un establecimiento, "por ello, a través del plan de dinamización los empresarios están recibiendo formación, mediante talleres, de todos estos asuntos", apostilló.

La Ruta del Vino, con un centenar de empresas asociadas, discurre por el Sur de Córdoba atravesando nueve municipios: Córdoba, Montilla, Montemayor, Moriles, Aguilar, Lucena, La Rambla, Fernán Núñez y Puente Genil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios