La fuerte demanda garantiza un futuro rentable del cultivo de girasol

  • Los expertos insisten en que la utilidad de la oleaginosa como biodiésel traerá consigo el incremento de los precios y el aumento de la superficie cultivada

El girasol se ha convertido en uno de los cultivos más rentables en todo el mundo y de mayor futuro, todo ello debido a la gran demanda que esta oleoginosa tiene y va a continuar teniendo tanto para consumo como para su conversión en biodiésel. Esta es una de las principales premisas puesta sobre la mesa por los participantes en la decimoséptima Conferencia Internacional del Girasol, que comenzó ayer en la capital y en la que se den cita unas 400 personas -científicos y técnicos- de más de una treintena de países.

Uno de los participantes que esgrimió ese argumento fue el director-gerente de Koipesol, Luis Carlos Alonso, quien apostilló además que la incesante demanda de biodiésel "va a traer consigo que no caigan los precios de mercado del girasol, lo que es una buena noticia". Alonso subrayó que las decisiones políticas han tenido una influencia "tremenda" en este cultivo "y la van a seguir teniendo", para apuntar asimismo que "el incremento del coste de los transportes va a suponer que se reducirán las importaciones hasta el punto de que la demanda se va a basar más en la producción local".

El director-gerente de Koipesol aventuró que en España se llegará al millón de hectáreas de superficie de cultivo de la oleaginosa "y es que el incremento de los precios debido a la alta demanda va a traer también consigo un incremento de la superficie", apostilló, recordando además que la demanda de girasol para biodiésel está muy por encima de la demanda para consumo humano, en forma de aceite, y animal, convertido en pienso.

Sin embargo, el consejero de Agricultura, Martín Soler, recordó durante la inauguración de la conferencia internacional que en España el 95% del producto se destina para consumo, mientras que para producción de combustible tan sólo se invierte un 5%. "Es necesario hacer compatible el cultivo de interés energético para fabricar biocombustibles con el hecho de que no se retiren como productos básicos de la alimentación. Esa compatibilidad se debe hacer de manera racional, contando con el sector y con una política de la UE más clara que permita sembrar más hectáreas", dijo el consejero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios