El daño de la plaga de conejos a los viñedos se ha reducido en un 70%

  • La medida más efectiva tomada para evitar que la superpoblación del roedor continuara destrozando masivamente las vides ha sido la de su caza con hurón

Los daños provocados por la plaga de conejos en la zona de la Denominación de Origen Montilla-Moriles se han reducido en un 70% con respecto a las dos campañas anteriores. Así lo confirmó ayer la alcaldesa de Montilla, Rosa Lucía Polonio (PSOE), tras la última reunión de coordinación mantenida con representantes de las cooperativas montillanas y de la Sociedad de Cazadores.

"La población de conejos y de liebres ha disminuido sensiblemente hasta el punto de que se ha registrado un 70% menos de daños que en las dos campañas anteriores", afirmó Rosa Lucía Polonio, para quien esta reducción de la población de lepóridos "ha sido posible gracias a la colaboración prestada por todos los sectores implicados y, especialmente, fruto del esfuerzo de la Sociedad de Cazadores, de las cooperativas y de los agricultores que han ido comunicando los diferentes daños que iban detectando".

La regidora municipal explicó que "entre los pasados meses de enero y marzo se llevaron a cabo limpiezas de bardales y de bocas de madrigueras en las que se había detectado la presencia de conejos y de liebres para que, posteriormente, la caza con hurones pudiera resultar más fácil". Así, tras haber liberado de maleza un gran número de bardales en cotos de la Sociedad de Cazadores y en otros de carácter privado, "se llegaron a capturar 82 conejos en 73 panales, previa limpieza realizada por la Concejalía de Medio Ambiente", indicó Polonio, quien explicó que la ratio entre panales huroneados y conejos capturados en la zona se eleva a 1,12 ejemplares por panal.

Por su parte, el presidente de la Sociedad de Cazadores de Montilla, José Pérez, insistió en que se han tomado todas las medidas posibles para que la plaga de conejos provocara los menores daños posibles. "Por parte de las cooperativas hemos tenido muchísima colaboración pues, puntualmente, nos han ido pasando los partes de daños detectados en los distintos pagos de la comarca", reconoció Pérez, quien añadió que la Sociedad de Cazadores ha dispuesto en todo este tiempo dos cuadrillas huroneando, así como un total de 40 escopetas en las zonas más afectadas.

El presidente de la cooperativa Nuestra Señora de La Aurora, Juan Rafael Portero, hizo hincapié en que "el trabajo que se ha desarrollado este año ha sido magnífico gracias al Ayuntamiento, que ha puesto todos sus medios a nuestro servicio, así como al delegado de Agricultura, Francisco Zurera, que ha puesto todo de su parte para unirnos y para trabajar en equipo". Portero extendió su agradecimiento a los cotos de caza privados y a la Sociedad de Cazadores, "que ha ido atendiendo en el mínimo tiempo posible todas las comunicaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios