El campo cordobés logra una producción récord de 1.505 millones en el último año

  • El olivar marca la campaña agraria con una producción de 270.000 toneladas y el 66% del valor global del agro

  • Las herbáceas y los frutales ocupan el segundo y tercer lugar

Una cuadrilla recoge aceitunas en una finca. Una cuadrilla recoge aceitunas en una finca.

Una cuadrilla recoge aceitunas en una finca. / reportaje gráfico: el día

La provincia de Córdoba alcanzó en 2017 una producción final agraria de "récord absoluto", con 1.505 millones de euros. Así lo destacó ayer el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, quien subrayó que el valor fue un 38% superior a la media de los cinco últimos años, un incremento que se debió en parte al incremento de la cotización del aceite de oliva en la campaña 2016/17. El pasado año estuvo marcado, además, por una producción de 270.000 toneladas de aceite; unas precipitaciones menores que la media y unas temperaturas extremas; un nuevo descenso del valor de los cultivos extensivos de herbáceos y de los tradicionales de regadío y, por último, por un incremento de la producción ganadera.

En este contexto, y desglosando los datos, el delegado explicó que el 82% del valor se correspondió con la producción final agrícola, que alcanzó los 1.228 millones de euros y se incrementó en un 13% respecto a 2016, cuando sumó 1.086 millones. Respecto a la producción final ganadera, alcanzó los 277 millones de euros, el 18% del total del sector agrario cordobés, "un importante incremento respecto a años anteriores en términos absolutos", subrayó Zurera.

El delegado de Agricultura explicó que, a pesar de que la producción sigue estando muy marcada por el olivar, empieza a existir diversidad en la provincia, "con importante presencia en varios subsectores". El olivar, no obstante, marca el resultado de la producción con una aportación al valor global del 66%, una suma de 999,31 millones de euros y un incremento del 17% respecto al anterior ejercicio. La campaña estuvo marcada, además de por una "buena producción", por un incremento de las cotizaciones del 18%. A esto, añadió las "excelentes cifras de exportaciones, con otro nuevo récord". En el capítulo del olivar, el delegado valoró la "normalidad" existente en el enlace entre campañas y llamó a la moderación pese a que las lluvias de los últimos días podrían llamar la atención respecto a la posibilidad de alcanzar una "gran cosecha de aceite" en la próxima campaña.

Respecto a los cultivos herbáceos, los segundos en importancia con el 10,4% del recibo total de la agricultura, sumaron 157,26 millones de euros, lo que no obstante implicó una disminución respecto a 2016. En este apartado, el valor de los cereales aumentó el 19% por los buenos rendimientos y la calidad; el girasol mejoró un 15% por experimentar mejores rendimientos y, por último, el algodón aumentó su factura a pesar del descenso de superficie de este cultivos. En cuanto a los frutales, sumaron 57,82 millones de euros, el equivalente al 3,8% de la producción final agraria, y el valor de la vid se elevó a los 13,98 millones, lo que implica el 0,9% del global.

Como conclusiones, Zurera incidió en que el crecimiento de la ganadería y la variedad de sistemas agrarios (cereales y hortalizas extensivas o cítricos) dan lugar a que Córdoba "no sea exclusivamente dependiente del olivar". La evolución en los últimos años, además, muestra que el sector agrario cordobés se adapta a los mercados, "cambiando producciones en tierras calmas o evolucionando hacia cultivos leñosos por las mejores perspectivas".

"El sector agroalimentario es un pilar fundamental en la economía cordobesa, tanto por su producción, su grado de internacionalización como por el empleo que genera", destacó Zurera. "Estamos produciendo lo que demanda el mercado, gracias al esfuerzo de nuestros emprendedores, a la apuesta por la innovación, al riesgo empresarial asumido y al apoyo decidido de tantas familias que luchan por el sector en la provincia", incidió. Insistió asimismo en que el agro cordobés sigue abriendo mercados con una tendencia creciente en las exportaciones, con el aceite de oliva como "producto estrella, presente cada día más en miles de mesas y cocinas a lo largo y ancho del mundo, aumentando su consumo". Todo ello "nos lleva a estar moderadamente satisfechos del rumbo de nuestro sector primario", concluyó el responsable provincial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios