Un congreso sobre el girasol trae a Córdoba a 300 expertos mundiales

  • En el encuentro internacional se presentarán 140 contribuciones científicas, de las que siete se debatirán en el plenario · El 95% del aceite se destina a consumo humano

Córdoba se convertirá durante cinco días -del 8 al 12 de junio- en la capital mundial del girasol, puesto que más de 300 científicos se darán cita en un congreso internacional en el que se debatirá sobre las posibilidades de este cultivo, tanto desde el punto de vista alimentario como de la salud, además del energético. La responsable del Instituto de Información y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), Carmen Hermosín, precisó que la elección de Córdoba para este XVII Congreso Internacional del Girasol no es casual, sino un reconocimiento al trabajo que durante los últimos 30 años ha desarrollado el centro de Alameda del Obispo, "que pone en valor que la investigación tiene relevancia". La elección de Córdoba se decidió en el congreso anterior, celebrado en Fargo (Estados Unidos).

El coordinador de área del Ifapa y presidente de la Asociación Internacional del Girasol, Juan Domínguez, indicó que en el congreso se aportarán 140 contribuciones científicas, de las que siete se debatirán en sesiones plenarias, a lo que hay que sumar 130 trabajos más a través de un "paseo tecnológico" en el que se abordarán los estados actuales de las distintas disciplinas relacionadas con este cultivo, como la dedicada a su transformación en biodiésel o biogás.

Domínguez dijo que los expertos procederán de los principales países productores de girasol y sus derivados, como son Rusia, Ucrania, Estados Unidos, China, Argentina o la India. "La importancia del congreso es innegable", precisó el dirigente, quien se mostró "esperanzado" porque "vendrán los mejores especialistas".

El secretario general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Dimas Rizzo, destacó el papel del de este sector productivo afirmado que "ni siquiera la alerta sanitaria de finales de abril" sobre el consumo de aceite de girasol contaminado de Ucrania "ha frenado la tendencia de los precios, registrándose en las últimas tres semanas subidas continuadas".

Rizzo informó que "de 139 euros por cien kilos se ha subido al precio actual de 142 euros y eso se debe a la importante demanda que existe en el mercado". Según comentó, en España es el segundo aceite que más se consume, después del de oliva.

Además, aclaró que el aceite contaminado "ha sido totalmente retirado del mercado, por lo que todo el aceite de girasol que está ahora en el mercado ofrece absolutas garantías de calidad y seguridad a los ciudadanos". España destina el 95% de su producción de aceite de girasol a un consumo humano y animal, lo que provoca que "en nuestro país no tenga una finalidad energética importante", sentenció Rizzo. En cuanto al aceite de girasol refinado para consumo humano, su precio se ha incrementado en el último año más de un 40%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios