El comercio y los ambulantes respaldan el nuevo mercadillo

  • El alcalde recuerda que un autobús gratuito acerca al centro a las barriadas periféricas

Todos contentos. Autoridades municipales, usuarios, comerciantes y vendedores ambulantes aplaudieron ayer la nueva ubicación del mercadillo de Montoro en pleno centro de la ciudad, concretamente en la Plaza de España. En total se instalaron 22 puestos en este nuevo espacio y hasta los comerciantes del mercado de abastos manifestaron que "ha habido más movimiento de clientes que en otras ocasiones". También los comerciantes de la calle Corredera, cerrada al tráfico rodado, manifestaron su satisfacción por el cambio de ubicación y precisaron que "la verdad que lo hemos notado", manifestó Jesús García, dueño de una tienda en la zona y que dijo que "la afluencia de clientes ha sido mayor, no sé si será la novedad, pero ha sido mayor".

Los vendedores ambulantes reiteraron que el cambio les ha beneficiado, mientras que el alcalde de Montoro, Antonio Sánchez, manifestó su "apoyo al comercio de cercanía y el querer impulsar la zona del casco histórico". Agradeció a todas las partes su colaboración y en especial al párroco de la iglesia de San Bartolomé al permitir la ubicación de algunos puestos junto a la fachada de la iglesia. También quiso destacar la labor realizada por las concejalías de Seguridad, Comercio y Obras Públicas. El regidor socialista recordó que un autobús gratuito comunica las barriadas periféricas con el centro de la ciudad, donde se ubica el tradicional mercadillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios