Vega del guadalquivir

Los citricultores reanudan la recogida del fruto tras la leve recuperación de los mercados

  • La cosecha se está desarrollando al 30% y se espera que el incremento del consumo favorezca que se llegue al 80%

Comentarios 1

El responsable de la asociación de productores citrícolas Palmanaranja, Álvaro Zamora, confirmó ayer a El Día que se ha reanudado la recogida de la naranja en la zona de la Vega del Guadalquivir tras algo menos de una semana de paro y después de que se hayan recuperado muy levemente los mercados. Los productores decidieron suspender la cosecha fundamentalmente por la caída de los precios y la bajada en picado del consumo -se estaban además perdiendo hasta 3.000 jornales diarios-. "Ahora, la cosecha se está recogiendo al 30% y esperamos que en estos dos primeras semanas de diciembre lleguemos hasta, por lo menos, hasta el 70 o el 80%", resaltó el máximo responsable de Palmanaranja. Los productores saben que concluida la segunda semana de diciembre es difícil colocar el producto en el mercado, "ya que se tiende más a consumir los típicos productos navideños", sentenció Zamora, quien además dijo esperar "que el frío traiga consigo un incremento notable del consumo, sobre todo, en los países europeos".

Durante estos días de paro, los productores han ido dando salida al remanente que aún quedaba en los almacenes. "En ellos se ha trabajado al 50%", apostilló. También recordó que se espera un incremento de la producción de entre un 15 y un 20%. "No obstante -puntualizó-, se trata de una cosecha similar a la media de los últimos años, dado que se compensa con la de la campaña anterior, que fue baja". Otro de los problemas es la falta de calibre en el fruto y las variedades más afectadas en la Vega son la navelina y la salustiana.

La recogida se ha reanudado, pero el sector continúa con su crisis galopante. Ayer, los productores tuvieron un encuentro en Palma del Río con el delegado provincial de Agricultura, Francisco Zurera, quien les habló de la reunión mantenida en Madrid entre el Gobierno y las comunidades autónomas para afrontar esos problemas. "Se nos ha hablado prácticamente de las mismas líneas de ayuda que en Sevilla [en un encuentro entre productores y representantes de Agricultura] y se nos ha hecho especial hincapié en conseguir que en la próxima campaña no se tenga obligación de realizar contratos con la industria para acogerse a las ayudas de la Unión Europea", apostilló.

Entre las medidas adoptadas para mejorar la situación de mercado, se destacó en el encuentro la puesta en marcha del real decreto de reestructuración del sector previsto para realizar en un periodo de cuatro años, con una subvención que oscilará entre el 30% y el 60% de la inversión, según las características del agricultor y de la zona donde esté ubicada la parcela a reconvertir. "Ese plan de reestructuración, en el que habrá cambios de variedades o arranque de arboleda vieja, queda aún lejos. Lo importante ahora es que el mercado se recupere", dijo Zamora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios