Los bomberos del CSI-CSIF ponen fin a su protesta y levantan la acampada

  • Los representantes del sindicato argumentan que "nos queremos quedar fuera" de las "negociaciones encubiertas" que a su juicio han iniciado CCOO y UGT con la empresa

Comentarios 5

A última hora de ayer, los bomberos afiliados al sindicato CSI-CSIF desmontaban las tiendas de campaña que durante cerca de dos meses han cobijado su protesta a las puertas del Palacio de la Merced. El CSI-CSIF decidió ayer desconvocar su protesta y sumarse a las negociaciones por el convenio colectivo "que ya han iniciado CCOO y UGT de manera encubierta" con el Consorcio Provincial de Extinción de Incendios, dependiente de la Diputación.

Los bomberos afiliados al CSI-CSIF eran los últimos que habían mantenido una protesta que se inició con la unión de los tres sindicatos hace unos dos meses. Sin embargo, hace un par de semanas los afiliados a UGT decidieron abandonar la movilización y días después le siguieron los de CCOO ante la negativa del Consorcio a negociar "bajo medidas de presión".

Ayer, el portavoz del CSI-CSIF en el comité de empresa, Alfonso Rosero, insistía en que "nos vamos por culpa de las circunstancias que han provocado los dos sindicatos corporativos". Rosero incidió en que tanto CCOO como UGT han iniciado "unas negociaciones encubiertas" con el Consorcio "de la que no nos queremos quedar fuera".

De hecho, el CSI-CSIF ya ha sido convocado a una reunión formal para el martes de la próxima semana. En principio, ese es el día para el reinicio oficial de las negociaciones para renovar el convenio colectivo de los bomberos que tantas protestas ha generado. Sin embargo, Alfonso Rosero mantiene "pocas esperanzas" en este diálogo". "Nosotros tenemos que estar ahí para defender el interés de nuestros bomberos y por eso nos levantamos de la acampada", concluyó Rosero, quien añadió que "de todas formas seguimos pensando que mantener esta medida de presión era válida".

Ayer, los bomberos comenzaron a desmontar las tiendas de campaña que ocupaban los jardines de las puertas del Palacio de la Merced, las pancartas que recordaban las manifestaciones de hace dos años y hasta el muñeco disfrazado de bombero que colgaba de una de las ventanas de la sede de la Diputación.

Por otra parte, el antiguo portavoz del CSI-CSIF en el Consorcio, José Manuel Toledo, expresó ayer poco antes de abandonar la acampada que "un suceso como el de Écija [en el que han fallecido seis personas abrasadas en una vivienda] puede pasar en la provincia de Córdoba". Toledo insistió en que "todavía tenemos municipios a más de 40 minutos de un parque de bomberos", por lo que "por mucho que lo intentemos desde que nos avisen hasta que lleguemos el tiempo de reacción es muy grande". Toledo insistió en que esta situación se da en Iznájar y Rute, muy lejos del parque comarcal de Lucena, y también en otros municipios atendidos por Pozoblanco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios