Los artesanos convertirán Luart en una feria anual ante el éxito de visitantes

  • Agustín Ramírez señala que el cambio de formato sería "un impulso más" a la muesta · El presidente de la entidad organizadora insiste en que 2007 ha sido el año de más ventas en los expositores

El sector artesanal lucentino está exultante. Ayer se clausuró la cuarta edición de la Feria de la Artesanía Local de Lucena -Luart 2007- que durante cuatros días se ha celebrado en el Pabellón de Deportes Municipal de la ciudad de la Subbética. Aunque todavía no hay datos oficiales sobre asistencia de público y ventas, la realidad es que la Asociación de Artesanos de Lucena ya ha manifestado su "enorme interés porque Luart se organice anualmente, y no bienalmente como ha sucedido hasta ahora", señaló ayer a el Día el presidente de este colectivo, Agustín Ramírez, quien ha insistido en que este cambio sería un "impulso más para esta feria", ya que se ha visto "la buena acogida por parte de Lucena y su comarca durante estos cuatros días" de la exposición. Asimismo, el presidente de la patronal de los artesanos afirmó que "ha sido el año en el que más ventas han tenido los expositores y en el que se han realizado más contactos, con clientes que han venido incluso de fuera de Andalucía".

Es la primera vez que una asociación de artesanos participa en la organización de Luart, algo que según Ramírez "ha dado un gran impulso a este evento, que ha superado las previsiones iniciales de asistencias". Más del 60 por ciento de los empresarios que forman parte de esta asociación, creada el pasado mes de febrero por 40 artesanos, han participado en la feria, lo que revela "el gran trabajo que este colectivo está haciendo por la artesanía local". El presidente también ha recordado que "es la primera vez que asisten a esta feria asociaciones de artesanos de otras poblaciones, como la de Priego y Castro del Río".

Los responsables del colectivo organizador ya habían señalado que el cambio de fechas de Luart, que se trasladó desde el mes de octubre hasta el puente de la Constitución, podría beneficiar a este evento, si bien habrá que esperar a la posición del Ayuntamiento sobre si la feria debe mantener su actual formato o pasar a celebrarse cada año.

Mientras, tanto el alcalde de Lucena, José Luis Bergillos, como el concejal de Fomento, Francisco Algar y el diputado provincial de Desarrollo Económico, Esteban Morales, acudieron al acto de entrega de los tres premios otorgados a los mejores expositores de esta feria, en la que han participado más de 60 artesanos procedentes de Lucena y su comarca, así como de tierras sudamericanas. El primer galardonado fue el Cortijo Garay, con el premio al mejor stand decorado por su estética, composición, iluminación y colorido, combinando la tradición con la vanguardia en innovación. En segundo lugar, recibió el premio al Mejor Diseño y Creatividad Artesana la Asociación de Priego Artesanal, por su reconocida tradición artesanal y su contribución a la conservación y difusión de los valores artesanos. El sector de la forja, que contaba en esta edición de Luart con varios expositores, logró el galardón al Mejor Oficio Artesano por su tradición, antigüedad y utilidad.

Francisco Algar reconoció que, a pesar de ser únicamente tres los afortunados con estos premios, "es importante reconocer la calidad, el esfuerzo y el alto nivel con el que han contado cada uno de los expositores de esta feria". El edil hizo hincapié en la "importancia de la artesanía, ya que es un sector prioritario con el que vamos a trabajar estrechamente para conseguir devolverle el lugar que tenía históricamente". Así, afirmó que la Unidad de Empleo (Utdlt) está realizando un Plan Estratégico Local para detectar las debilidades, amenazas oportunidades y fortalezas con las que cuenta este sector en Lucena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios