Un aparcamiento en el paseo de Santa Marina cambiará la imagen del centro

  • El proyecto, que costará 1,6 millones, prevé la peatonalización de dos calles

A partir del año que viene, el Paseo de Santa Marina comenzará a sufrir un cambio integral que remodelará la imagen de todo el centro urbano de Fernán Núñez. Hace meses, el Ayuntamiento convocó un concurso de ideas. En todo este tiempo, el Consistorio ha recibido 12 maquetas en forma de propuestas. Durante esta semana, un jurado ha elegido por unanimidad un proyecto diseñado por un equipo de arquitectos de Fernán Núñez, llamado Arquinexos y encabezado por los hermanos David y Francisco Javier Aragonés Morales.

La maqueta ganadora -y que será la que ejecute el Ayuntamiento- prevé un aparcamiento de tres pisos. Dos plantas se venderán entre los vecinos y servirán para sufragar el coste de las obras. Mientras, la tercera será rotatoria y estará abierta al alquiler.

Además, la propuesta de Arquinexos prevé una reforma integral en superficie. En concreto, el diseño contempla la peatonalización de dos viales, la eliminación de la mayoría de las gradas actuales -se conservará una esquina junto al Triunfo de Santa Marina- y la creación de tres estancias en forma de esquinas. La primera estará dedicada a los poetas de Fernán Núñez, la segunda a los artistas plásticos de la villa y una tercera dedicada "al pueblo" en la que se prevé un escenario, ya que el Paseo de Santa Marina es el lugar de Fernán Núñez en el que se celebran la mayoría de sus actos públicos, según explicó ayer a El Día la alcaldesa, Isabel Niñoles. Junto a la zona en la que se conservan las gradas actuales, se construirá un palco y dos zonas apergoladas.

"Este proyecto no es nada suntuoso, muy digno y además muy razonable", expresó la regidora, quien insistió en que "no se rompe con el entorno", ya que por ejemplo el Triunfo de Santa Marina "se queda más o menos como está ahora", pero sí que incorpora muchas novedades que cambiarán la fisonomía del centro del municipio. Entre ellas destaca la reforma del tráfico con la pérdida de dos calles y sobre todo "la solución al tremendo problema de aparcamiento que tenemos". La entrada al futuro subterráneo se realizará desde la calle principal.

En principio, está previsto que las obras comiencen en el año 2009. El coste estimado por el proyecto ganador es de 1,6 millones de euros, un presupuesto "asumible" para sufragarlo a través de la venta de plazas de aparcamiento, puntualizó la alcaldesa, quien insistió en que al Ayuntamiento "ya ha llegado mucha gente interesada en hacerse con una".

Por otra parte, el Ayuntamiento expondrá las otras 11 maquetas presentadas a este concurso en el salón de plenos durante el próximo mes "para que el pueblo contemple la calidad del concurso", puntualizó Niñoles. El equipo de jóvenes arquitectos que se ha hecho con el primer puesto recibirá un premio de 6.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios