"La voz de alarma de mi hija ha sido también muy importante para el resto de víctimas"

Dolores Miranda sólo tenía palabras de agradecimiento en la tarde de ayer para el Ayuntamiento de Pozoblanco, personificado en su alcalde, Santiago Cabello (PP), y para el Gobierno de España. Esas horas interminables de sufrimiento por la incertidumbre de lo que estaba pasando su hija Sara [Cerezo] en la isla caribeña San Martín tras el azote del huracán Irma estaban llegando a su fin tras anunciar el Ejecutivo que iba a fletar un avión para repatriarla a ella y todos los españoles lo han pedido desde la isla. "Estamos muy agradecidos y a pesar de que el tiempo se nos ha hecho eterno, entendemos que los trámites burocráticos tardan, sobre todo cuando se tienen que poner de acuerdo tres países como España, Francia y Países Bajos para la repatriación", puntualiza la madre de la joven odontóloga pozoalbense.

Dolores se siente orgullosa de las consecuencias de la voz de alarma que dio su hija a través de las redes sociales. "Esa voz de alarma ha sido muy importante dado que ha servido también para ayudar al resto de víctimas", destaca. Desde un primer momento Sara también se comunicó con la familia a través de whatsapp, "no obstante no nos decía toda la verdad de lo que estaba pasando para que no sufriéramos, para que no nos preocupáramos aún más; no sabíamos nada, por ejemplo, de lo que luego contó de que [tras la tragedia provocada por el huracán] la gente se mata a tiros en las calles por agua o comida".

La familia espera que Sara ponga pie en suelo español mañana, aunque es consciente de que la espera se puede alargar. "Ahora lo que están intentando es juntar a todos los españoles que hay allí y cuando eso ocurra el avión traerá a Sara y al resto de los españoles a casa", apunta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios